Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Anemia ferropénica

Información general

La anemia se produce cuando una persona tiene una cantidad de glóbulos rojos (GR) menor de lo normal. Según la American Society of Hematology [Sociedad Estadounidense de Hematología, ASH], existen numerosos factores que pueden incidir en que la cantidad de GR sea menor de lo normal, entre ellos la edad, las infecciones víricas y ciertas enfermedades crónicas (ASH, 2010).

La anemia ferropénica es el tipo más común de anemia. Se presenta cuando el organismo no tiene suficiente hierro. El organismo necesita el hierro para producir una proteína denominada hemoglobina, que se encarga de transportar oxígeno a los tejidos. Los tejidos y los músculos necesitan oxígeno para funcionar eficazmente.

En las mujeres en edad de procrear, la causa más común de anemia ferropénica es la falta de hierro en sangre debido a menstruaciones abundantes o a un embarazo. La anemia ferropénica también puede deberse a un régimen alimentario deficiente o a ciertas enfermedades de los intestinos que afectan la absorción del hierro. En general, la afección se trata con suplementos de hierro.

Causas

Según los Centers for Disease Control and Prevention [Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC], la carencia de hierro es la carencia nutritiva más común de los Estados Unidos. También es la causa más común de anemia (CDC, 2011).

Existen numerosas razones por las que una persona podría carecer de hierro, por ejemplo:

Consumo insuficiente de hierro

Consumir muy poco hierro durante un período prolongado puede generar falta de hierro en el organismo. El hierro se encuentra en alimentos como la carne, los huevos y en algunas verduras verdes. Las embarazadas y los niños pequeños posiblemente necesiten incorporar más hierro en el régimen alimentario ya que es fundamental en tiempos de crecimiento y desarrollo rápidos.

Embarazo o hemorragia debido a la menstruación

En las mujeres en edad de procrear, las causas más comunes de anemia ferropénica son el sangrado menstrual abundante o la hemorragia durante el parto. Los CDC descubrieron que aproximadamente el nueve por ciento de las mujeres de entre 12 y 49 años tienen carencia de hierro (CDC, 2012).

Hemorragia interna

Ciertas afecciones médicas pueden causar una hemorragia interna, que puede conducir a anemia ferropénica. Entre algunos ejemplos, se incluyen úlceras en el estómago, pólipos (protuberancias en los tejidos) en el colon o los intestinos o cáncer de colon. El uso frecuente de analgésicos, como aspirina, también puede causar una hemorragia en el estómago.

Incapacidad para absorber el hierro

Algunas enfermedades o intervenciones quirúrgicas que afectan a los intestinos también pueden interferir en la absorción de hierro. Incluso si en el régimen alimentario se incluye una cantidad suficiente de hierro, la celiaquía o una cirugía intestinal, como la derivación gástrica, quizás limiten la cantidad de hierro que puede absorber el organismo.

Riesgos

La anemia es una afección común y puede presentarse en hombres y mujeres de todas las edades y grupos étnicos. El riesgo de padecerla es mayor en los siguientes grupos:

  • mujeres en edad de procrear
  • mujeres embarazadas
  • personas con regímenes alimentarios deficientes
  • donantes frecuentes de sangre
  • bebés y niños, en especial los que nacieron prematuramente o que manifiestan un crecimiento acelerado
  • vegetarianos que no reemplazan la carne por otros alimentos ricos en hierro

Síntomas

Los síntomas de la anemia ferropénica pueden ser muy leves al principio, y es posible que no se los detecte. De hecho, la mayoría de las personas ignoran que tienen anemia leve hasta que se la identifica mediante un análisis de sangre de rutina (ASH, 2010).

Entre los síntomas de la anemia ferropénica moderada a grave, se incluyen los siguientes:

  • cansancio general
  • debilidad
  • palidez
  • falta de aire
  • mareos
  • deseo de comer elementos que no son comida, como tierra, hielo y barro
  • cosquilleo u hormigueo en las piernas
  • inflamación o dolor en la lengua
  • manos y pies fríos
  • arritmia o taquicardia
  • uñas quebradizas
  • dolor de cabeza

Diagnóstico

El médico puede diagnosticar la anemia con análisis de sangre. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

Hemograma completo (HC)

Generalmente, el análisis denominado hemograma completo (HC) es el primer análisis que emplea el médico. Un HC mide la cantidad de todos los componentes en la sangre, entre ellos los siguientes:

  • glóbulos rojos (GR)
  • glóbulos blancos (GB)
  • hemoglobina
  • hematocrito
  • plaquetas

El HC brinda información sobre la sangre que sirve para diagnosticar la anemia ferropénica. Esta información incluye lo siguiente:

  • niveles de hematocrito (porcentaje del volumen de sangre que se compone de GR)
  • niveles de hemoglobina
  • tamaño de los GR

En la anemia ferropénica, los niveles de hematocrito y hemoglobina son bajos. Por lo general, los GR son más pequeños de lo normal.

A menudo, un HC se realiza como parte de una exploración física de rutina debido a que es un buen indicador del estado de salud general de una persona. Es posible que también se haga como un análisis de rutina antes de una intervención quirúrgica. Este análisis sirve para diagnosticar este tipo de anemia ya que la mayoría de las personas desconocen que carecen de hierro.

Otros análisis

Generalmente, la anemia puede confirmarse con un HC. El médico podría indicarle más análisis de sangre para determinar la gravedad de la anemia y decidir el tratamiento. Quizás también analicen la sangre con un microscopio. Estos análisis brindarán información como la siguiente:

  • tamaño y color de los GR (los GR tienen un color pálido si carecen de hierro)
  • niveles de ferritina (esta proteína ayuda a almacenar el hierro en el organismo. Los niveles bajos indican un bajo almacenamiento de hierro)
  • nivel de hierro en la sangre
  • capacidad total de fijación del hierro: un análisis para determinar la cantidad de una proteína, denominada transferrina, que contiene hierro. Las personas con carencia de hierro tienen grandes cantidades de esta proteína sin hierro.

Análisis para detectar hemorragias internas

El médico también podría realizar más análisis de diagnóstico para descartar una hemorragia interna en otras partes del cuerpo. Entre algunos ejemplos, se incluyen los siguientes:

  • análisis de sangre oculta en heces. La sangre en las heces quizás indique la presencia de una hemorragia en los intestinos.
  • ecografía pélvica para detectar la causa subyacente del sangrado profuso durante la menstruación de la mujer, por ejemplo fibromas (tumores no cancerosos en el útero)

Complicaciones

La mayoría de los casos de anemia ferropénica son leves y no provocan complicaciones. Sin embargo, si la anemia o la carencia de hierro no se tratan, pueden presentarse otros problemas de salud, por ejemplo:

Arritmia o taquicardia

Cuando se tiene anemia, el corazón debe bombear más sangre para compensar la baja cantidad de oxígeno, lo que puede provocar arritmia. En casos graves, quizás cause insuficiencia cardíaca o agrandamiento del corazón.

Complicaciones del embarazo

En casos graves de carencia de hierro, es posible que el bebé nazca prematuramente o con peso bajo. La mayoría de las embarazadas toman suplementos de hierro como parte del cuidado prenatal para evitar que esto suceda.

Retraso en el crecimiento de bebés y niños

Los bebés y niños que tienen una carencia grave de hierro quizás manifiesten un retraso en el crecimiento y el desarrollo. Es posible que también tengan mayor predisposición a infecciones.

Tratamiento

Suplementos de hierro

Los comprimidos de hierro restituyen los niveles de hierro en el organismo. Si es posible, debe tomarlos en ayunas para mejorar la absorción. Si le causan malestar estomacal, puede tomarlos con las comidas. Quizás tenga que tomar suplementos durante varios meses. Los suplementos de hierro tal vez causen estreñimiento y heces de color negro.

Régimen alimentario

Los regímenes alimentarios con alto contenido de carne, verduras de hojas oscuras, frutas secas y frutos secos, y cereales fortificados con hierro tratan o previenen la carencia de hierro. Además, la vitamina C permite que el organismo absorba el hierro. Si toma comprimidos de hierro, el médico podría sugerirle tomarlos con una fuente de vitamina C, como un vaso de jugo de naranja o algún cítrico.

Tratamiento de la causa subyacente de la hemorragia

Los suplementos de hierro no serán de utilidad si la carencia se debe a un sangrado profuso. Quizás se indiquen anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas) a mujeres que tienen menstruaciones abundantes para reducir la cantidad de sangrado menstrual cada mes.

En los casos más graves, una transfusión de sangre puede reemplazar la carencia de hierro y la pérdida de sangre rápidamente.

Prevención

Cuando la causa se debe a un consumo insuficiente de hierro, la anemia ferropénica puede prevenirse con un régimen alimentario con un alto contenido de alimentos ricos en hierro y vitamina C. Las madres deben asegurarse de alimentar a los bebés con leche materna o con leche de inicio fortificada con hierro.

Entre los alimentos con alto contenido de hierro, se incluyen los siguientes:

  • carne, como cordero, cerdo, pollo y carne de res
  • porotos
  • semillas de calabaza y calabacín
  • verduras de hoja, como la espinaca
  • pasas de uva y otras frutas secas
  • huevos
  • mariscos, como almejas, sardinas, camarones y ostras
  • cereales instantáneos y secos fortificados con hierro

Entre los alimentos con alto contenido de vitamina C, se incluyen los siguientes:

  • cítricos, como naranjas, pomelos, frutillas, kiwis, guayabas, papayas, piñas, melones y mangos
  • brócoli
  • pimientos rojos y verdes
  • coles de Bruselas
  • coliflor
  • tomates
  • verduras de hoja

Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Jacquelyn Cafasso
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad