Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Anemia hemolítica idiopática autoinmunitaria

Información general

El término anemia hemolítica autoinmunitaria (AHAI) hace referencia a un grupo de trastornos sanguíneos poco frecuentes, pero graves. Estos trastornos tienen lugar cuando el ritmo al cual se destruyen los glóbulos rojos es más rápido que el ritmo al cual se producen. La afección se considera idiopática cuando la causa es desconocida.

En cambio, cuando se conoce la causa de la AHAI, por lo general se trata de un trastorno hereditario o adquirido como resultado de las siguientes afecciones:

  • cáncer
  • infección vírica
  • otro trastorno autoinmunitario, por ejemplo, el lupus

En casos muy poco frecuentes, la AHAI puede ser un efecto secundario de determinados medicamentos, incluidos los antibióticos y los antinflamatorios no esteroides (AINE) de venta libre. Entre algunos ejemplos de AINE, se incluyen aspirina, ibuprofeno y naproxeno (Polsdorfer, 2012).

Un caso extremadamente poco frecuente es la AHAI adquirida como resultado de una sobredosis de lecitina, que se produce cuando el paciente toma una dosis excesiva de suplementos de lecitina (más de 5 cápsulas al día). La lecitina es un suplemento nutricional que generalmente es inofensivo si se toma en las dosis recomendadas (Cases Journal, 2009). Se utiliza habitualmente en los alimentos de elaboración comercial como un sustituto de la proteína láctea.

Las enfermedades autoinmunitarias atacan al propio organismo, el cual, a su vez, produce autoanticuerpos que destruyen los glóbulos rojos, en el caso de la AHAI. La forma idiopática de este trastorno es muy grave y, por lo general, es potencialmente mortal debido a su aparición repentina. La anemia hemolítica idiopática autoinmunitaria (AHAI) requiere atención médica e internación inmediatas.

Riesgos

En alrededor de la mitad de los casos de AHAI, la causa es desconocida. Se trata de un trastorno poco frecuente que afecta aproximadamente a una de cada 100.000 personas y es más frecuente en las mujeres. Puede afectar a personas de cualquier edad y manifestarse de manera repentina o gradual (Blood, 2010). Lo más probable es que en las formas idiopáticas del trastorno, el paciente presente síntomas menos evidentes o directamente no manifieste síntomas.

Síntomas

Es posible que las personas que tienen AHAI sientan debilidad o falta de aire. Otras veces, la afección es crónica y se manifiesta con el tiempo, por lo que los síntomas no son tan evidentes. En ambos casos, pueden incluirse la totalidad o algunos de los siguientes síntomas:

  • debilidad cada vez mayor
  • falta de aire
  • taquicardia
  • palidez o tono amarillento de la piel
  • dolor muscular
  • náuseas o vómitos
  • orina de color oscuro
  • cefaleas
  • molestias abdominales
  • sensación de hinchazón
  • diarrea

Diagnóstico

Si el médico considera que usted podría sufrir AHAI, le hará una serie de preguntas exhaustivas sobre los síntomas que lo aquejan. Indagará sobre sus antecedentes médicos y posiblemente lo derive a un especialista en sangre (llamado hematólogo). Si los síntomas son graves, lo más probable es que lo internen para realizarle de inmediato los análisis pertinentes y controlarlo. Algunos síntomas graves son la palidez y el cambio de color de la orina.

Deberá someterse a una serie de análisis de sangre para confirmar el diagnóstico de AHAI. Algunos análisis permiten identificar la cantidad de glóbulos rojos en la sangre, mientras que otros detectan determinadas sustancias en la sangre. En los resultados de los análisis de sangre, una proporción anormal entre glóbulos rojos maduros e inmaduros puede indicar la presencia de una AHAI. Esta desproporción se debe a que el organismo está intentando compensar los glóbulos rojos maduros destruidos.

Los análisis de sangre también pueden mostrar niveles de bilirrubina más elevados que lo normal y niveles bajos de una proteína llamada haptoglobina (Hp o HPT). La bilirrubina es una sustancia que se encuentra en la bilis, que es un subproducto de la destrucción de los glóbulos rojos. El análisis de haptoglobina es especialmente útil para diagnosticar la AHAI, ya que junto con otros análisis de sangre, muestra que la proteína se está destruyendo en el torrente sanguíneo junto con los glóbulos rojos maduros (Lab Tests Online, 2012).

Existen otros análisis de sangre concluyentes, como la prueba de Coombs directa e indirecta, que permiten detectar un aumento de la cantidad de anticuerpos en la sangre. Asimismo, un análisis de orina o un análisis de orina de 24 horas pueden mostrar anomalías presentes en la orina. Los análisis de orina permiten detectar niveles elevados de proteína.

Tratamiento

Por lo general, cuando el médico considera que una persona puede padecer AHAI, procede a su internación inmediata debido a la naturaleza repentina de la afección.

Muchas veces, cuando la afección es crónica, la AHAI puede aparecer y desaparecer sin motivo aparente. Por ende, también es posible que la afección mejore de manera espontánea.

El primer paso en el tratamiento es la administración de esteroides, como prednisona, que pueden mejorar el recuento de glóbulos rojos. Si el tratamiento con esteroides no resulta eficaz, es posible que el médico recomiende la extirpación quirúrgica del bazo, la cual puede revertir la destrucción de glóbulos rojos. La tercera opción es el uso de inmunodepresores, un tratamiento que puede resultar eficaz para los pacientes que no responden satisfactoriamente al tratamiento con esteroides ni a la intervención quirúrgica (National Institutes of Health [Institutos Nacionales de la Salud, NIH], 2010).

Pronóstico

La AHAI idiopática en niños suele ser de corta duración. En cambio, en los adultos, la afección generalmente es crónica y puede aparecer o desaparecer sin motivo aparente. Puede tratarse con éxito tanto en adultos como en niños. En la mayoría de las personas, la recuperación es completa.

El diagnóstico precoz suele representar un desafío en los casos en los que se desconoce la causa. En estos casos, el tratamiento a veces se demora. Si no se trata, la AHAI puede ser mortal.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Joan Jovinelly
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad