Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Artroscopía de rodilla

Información general

La artroscopía de rodilla es una técnica utilizada para diagnosticar y tratar problemas en la articulación de la rodilla. Durante esta intervención, el cirujano realiza una incisión muy pequeña e introduce en la rodilla una cámara diminuta, denominada artroscopio, que le permite visualizar el interior de la articulación en una pantalla. Luego, el cirujano puede investigar un problema en la rodilla y, si es necesario, corregirlo mediante pequeños instrumentos incorporados al artroscopio.

La artroscopía se utiliza para diagnosticar diversos problemas en la rodilla, como un desgarro de meniscos o un desplazamiento de la rótula, o para reparar los ligamentos de la articulación. Los riesgos asociados con la intervención son limitados y el pronóstico es bueno para la mayoría de los pacientes. El tiempo de recuperación y el pronóstico dependerán de la gravedad del problema de rodilla y de la complejidad de la intervención necesaria.

Propósito

El médico puede recomendar una artroscopía de rodilla si usted siente dolor en la rodilla. La artroscopía puede realizarse cuando el médico ya sabe cuál es la afección que está provocando el dolor o bien para realizar un diagnóstico. En cualquiera de los casos, la artroscopía es para los médicos una forma útil de confirmar el origen del dolor de rodilla y tratar el problema.

Las lesiones en la rodilla que pueden diagnosticarse y corregirse con una cirugía artroscópica incluyen las siguientes:

  • desgarro de los ligamentos cruzados anteriores o posteriores
  • desgarro de los meniscos (el cartílago que se encuentra entre los huesos de la rodilla)
  • desplazamiento de rótula
  • pedazos de cartílago roto sueltos en la articulación
  • extirpación de un quiste de Baker (un quiste que puede crecer detrás de la rodilla)
  • fracturas en los huesos de la rodilla
  • inflamación de la membrana sinovial (la membrana que recubre la articulación)

Procedimientos

Para realizar una artroscopía de rodilla, primero recibirá anestesia, la cual puede ser de cualquiera de los siguientes tipos:

  • local, que adormece solo la rodilla
  • regional, que lo adormece desde la cintura hacia abajo
  • general, que hace que se quede completamente dormido

Si está despierto, es posible que pueda ver la intervención en un monitor.

Para comenzar, el cirujano realizará unas pequeñas incisiones o cortes en la rodilla. Luego, se inyectará agua salada estéril para expandir la rodilla, lo que le permitirá al médico ver el interior de la articulación con mayor facilidad. Se introducirá el artroscopio por uno de los cortes y el cirujano observará la articulación por medio de la cámara conectada. Las imágenes transmitidas por la cámara aparecerán en el monitor del quirófano.

Cuando el médico haya localizado el problema en la rodilla, puede introducir pequeñas herramientas a través de las incisiones para corregir el problema. Una vez finalizada la cirugía, se drenará la solución salina de la articulación y se cerrarán las incisiones con puntos.

Preparación

El médico o el cirujano le indicarán cómo prepararse para la cirugía. Asegúrese de informarles sobre cualquier medicamento o suplemento que esté tomando, ya sea recetado o de venta libre. Es posible que le indiquen que deje de tomar ciertos medicamentos, como aspirina o ibuprofeno, durante algunas semanas o días antes de la intervención.

También le indicarán que no coma ni beba nada de seis a 12 horas antes de la cirugía. En algunos casos, el médico puede recetar un analgésico para aliviar cualquier molestia que pueda sentir después de la cirugía. Recuerde comprarlo con tiempo para tenerlo disponible después de la intervención.

Beneficios

La artroscopía de rodilla es una intervención mínimamente invasiva que constituye una forma confiable de diagnosticar y corregir problemas de rodilla. El principal beneficio es que, después de la intervención, podrá llevar una vida sin dolor y recuperar la movilidad completa de la rodilla.

Riesgos

Si bien esta intervención conlleva los riesgos asociados con cualquier tipo de cirugía, estos son poco frecuentes. Todas las cirugías tienen los siguientes riesgos:

  • hemorragia excesiva durante la intervención
  • infección en el lugar de la cirugía
  • dificultades respiratorias provocadas por la anestesia
  • reacción alérgica a la anestesia o a otros medicamentos administrados durante la cirugía

También existen riesgos específicos de la artroscopía de rodilla, como los siguientes:

  • hemorragia en el interior de la articulación de la rodilla
  • formación de coágulos en la pierna
  • infección en el interior de la articulación
  • rigidez en la rodilla
  • lesión o daño en el cartílago, los ligamentos, los meniscos, los vasos sanguíneos o los nervios de la rodilla

Recuperación

Esta cirugía no es muy invasiva. En la mayoría de los casos, la intervención no suele demorar más de una o dos horas, y probablemente le den de alta el mismo día y pueda regresar a su hogar para recuperarse. Le colocarán una gasa y una compresa de hielo que ayudará a reducir la inflamación y a aliviar el dolor en la rodilla.

En su hogar, lo ideal es que le pida a alguien que lo cuide, por lo menos el primer día. Trate de mantener la pierna elevada y colóquese hielo durante uno o dos días para reducir la inflamación y el dolor. También deberá cambiar la gasa. El médico o el cirujano le indicarán cuándo hacerlo y durante cuánto tiempo. Es probable que deba asistir a una consulta de seguimiento con el cirujano unos días después de la intervención.

El médico le dará un plan de ejercicios que deberá realizar en su hogar para ayudar con la recuperación de la rodilla o le recomendará un fisioterapeuta para que consulte hasta que pueda utilizar la rodilla normalmente. Los ejercicios son necesarios para restablecer por completo la amplitud del movimiento de la articulación y fortalecer los músculos. Con los cuidados adecuados, el pronóstico para los pacientes que se someten a esta intervención es excelente.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Mary Ellen Ellis
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad