Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Botulismo

Información general

El botulismo (o intoxicación por botulismo) es una enfermedad poco frecuente pero muy grave, que puede producirse por la ingesta de alimentos, por el contacto con tierra contaminada o por la infección de una herida abierta. Si no se la trata a tiempo, esta enfermedad puede ocasionar parálisis, dificultades respiratorias e, incluso, la muerte.

Existen tres tipos principales de botulismo:

  • botulismo infantil
  • botulismo transmitido por alimentos
  • botulismo de la herida

 

La causa de la intoxicación por botulismo es una toxina producida por un tipo de bacteria que se denomina "Clostridium botulinum". Si bien es una bacteria muy común, solo puede crecer en condiciones en las que no haya oxígeno. Algunos alimentos, como los envasados en forma casera, brindan un lugar de incubación muy propicio para el crecimiento de estas bacterias.

Según informes de los Centers for Disease Control and Prevention [Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC], por año, se registran cerca de 145 casos de botulismo en los Estados Unidos y hasta el 10 por ciento de esos casos con intoxicación por botulismo podrían ser mortales (CDC, 2010).

Causas y riesgos

De acuerdo con los informes de los CDC, el 65 por ciento de los casos de botulismo se presenta en bebés menores de un año. Por lo general, el botulismo infantil se contrae por la exposición a tierra contaminada o por la ingesta de alimentos contaminados con las esporas del botulismo. Dos de los alimentos que pueden estar contaminados con estas esporas son la miel y el jarabe de maíz. Las esporas pueden reproducirse dentro del tracto intestinal del bebé y liberar la toxina que causa el botulismo. Los niños mayores de un año y los adultos presentan defensas naturales que impiden la reproducción de la bacteria.

Por otro lado, el 15 por ciento de los casos de botulismo tienen su origen en la ingesta de alimentos mal conservados, en los que se ha reproducido la toxina que causa el botulismo. Estos alimentos incluyen los envasados en forma casera o los productos enlatados en fábrica que no hayan sido bien procesados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se halló la toxina que causa el botulismo en los siguientes alimentos:

  • vegetales conservados con bajo contenido de ácido, como remolacha, espinaca, hongos y judías verdes
  • atún enlatado
  • pescado salado, ahumado y fermentado
  • derivados de la carne, como jamón, pollo y salchichas (OMS)

El botulismo de la herida conforma el 20 por ciento de los casos de botulismo y se origina cuando las esporas ingresan en una herida abierta. Durante los últimos años, el consumo de drogas ha aumentado la incidencia de este tipo de botulismo, ya que las esporas suelen encontrarse en la heroína y cocaína. (CDC, 2010)

El botulismo no se contagia entre las personas. Los síntomas de intoxicación por botulismo solo aparecerán si se ingieren las esporas o la toxina con algún alimento, o si estas infectan una herida.

Síntomas

Los síntomas del botulismo pueden aparecer a las seis horas de haberse ocasionado la primera infección o hasta 10 días después de que esta ocurra. En general, los síntomas del botulismo infantil y del botulismo transmitido por alimentos comienzan a percibirse entre 12 y 36 horas después de la ingesta del alimento contaminado.

Entre los primeros síntomas del botulismo infantil, encontramos los siguientes:

  • estreñimiento
  • dificultad para comer
  • cansancio
  • irritabilidad
  • babeo
  • párpados caídos
  • llanto débil
  • pérdida de fuerza para controlar la cabeza y movimientos débiles por debilidad muscular
  • parálisis

Los síntomas del botulismo transmitido por alimentos y del botulismo de la herida incluyen los siguientes:

  • dificultad para tragar o hablar
  • debilidad en ambos lados de la cara
  • visión borrosa
  • párpados caídos
  • problemas para respirar
  • náuseas, vómitos y cólicos abdominales (solamente en el caso del botulismo transmitido por alimentos)
  • parálisis

Pruebas

Busque ayuda inmediatamente si cree que usted o una persona conocida han contraído botulismo. El diagnóstico y tratamiento precoces son fundamentales para reducir la probabilidad de muerte.

A fin de diagnosticar el botulismo, el médico llevará a cabo una exploración física en la que advertirá si existen signos o síntomas de una intoxicación por botulismo. Además, para detectar las posibles fuentes de la toxina, preguntará al paciente cuáles fueron los alimentos que ha ingerido los días previos y si alguna otra persona ha ingerido los mismos alimentos. También preguntará si el paciente tiene alguna herida.

Del mismo modo, en el caso de los bebés, el médico examinará si existe algún síntoma a nivel físico y preguntará sobre los alimentos que hayan ingerido, haciendo hincapié en la miel o el jarabe de maíz.

Es probable que el médico también tome una muestra de sangre o heces con el objetivo de analizar si hay presencia de toxinas que confirmen un diagnóstico de botulismo infantil o botulismo transmitido por alimentos. Sin embargo, los resultados de estos análisis pueden tardar varios días, por lo que la mayoría de los médicos prefieren realizar una observación clínica de los síntomas para realizar el diagnóstico.

Algunos síntomas del botulismo pueden ser similares a los de otras enfermedades. Por lo tanto, es probable que el médico solicite al paciente la realización de algún análisis adicional a fin de descartar que los síntomas hayan sido causados por otras enfermedades o por lesiones en la cabeza. Estos análisis pueden incluir los siguientes:

  • electromiografía (EMG) para evaluar la respuesta de los músculos
  • diagnóstico por imágenes para detectar si hay daño interno en la cabeza o el cerebro
  • análisis del líquido cefalorraquídeo, que puede determinar si los síntomas son causados por una infección o lesión en el cerebro o la espina dorsal

Tratamiento

En los casos del botulismo de herida o botulismo transmitido por alimentos, al paciente se le administra una antitoxina inmediatamente después de que haya recibido el diagnóstico. Para los bebés, se opta por un tratamiento llamado "inmunoglobulina botulínica", el cual permite frenar la acción de la neurotoxina que circula en la sangre.

En los casos muy graves de botulismo, probablemente se requiera el uso de un respirador que asista la respiración del paciente. La recuperación puede demorar semanas o, incluso, meses. Estos casos pueden llegar a exigir un tratamiento y una rehabilitación a largo plazo. Si bien existe una vacuna para el botulismo, esta no se usa con frecuencia, ya que no se ha comprobado con exactitud su eficacia y, además, tiene efectos secundarios.

Prevención

En la mayoría de los casos, resulta fácil prevenir el botulismo. A fin de reducir el riesgo de contraer la enfermedad, se deben poner en práctica las siguientes medidas preventivas:

  • Nunca alimente con miel ni con jarabe de maíz a bebés menores de un año.
  • Respete las técnicas apropiadas para enlatar alimentos en forma casera y asegúrese de que los alimentos alcancen la temperatura y el nivel de ácido requeridos.
  • Tenga cuidado al ingerir pescados fermentados u otros alimentos provenientes de la pesca.
  • Deseche todas las latas de alimentos comerciales que estén abiertas o hinchadas.
  • Conserve en el refrigerador los aceites que estén condimentados con ajo o hierbas.
  • Las papas horneadas y envueltas en papel de aluminio propician un entorno libre de oxígeno en el que puede producirse el botulismo. Asegúrese de conservar las papas calientes o colóquelas inmediatamente en el refrigerador.
  • Al hervir los alimentos durante 10 minutos, se destruirá la toxina que causa el botulismo.

Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Danielle Moores
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad