Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Carencias alimenticias (desnutrición)

Información general

La cantidad diaria recomendada de un nutriente se determina a partir de la cantidad que el organismo necesita para mantenerse sano. Los nutrientes pueden obtenerse de diferentes maneras, desde mantener un régimen alimentario variado hasta tomar suplementos vitamínicos.

Una carencia alimenticia se produce cuando el organismo no absorbe la cantidad necesaria de un nutriente. Las carencias pueden provocar diferentes problemas de salud, como problemas de digestión, problemas de piel, retraso o anomalías en el crecimiento de los huesos e incluso demencia.

Tipos

Carencia de hierro

La carencia alimenticia más frecuente es la carencia de hierro, la cual puede provocar anemia. El hierro se encuentra en alimentos como las carnes rojas, las verduras de hoja oscura y la yema de huevo. Interviene en la producción de los glóbulos rojos. En el caso de las personas que tienen una carencia de hierro, el organismo produce una menor cantidad de glóbulos rojos. Además, esos glóbulos rojos son más pequeños y tienen un color más pálido que los glóbulos rojos sanos.

Según la Organización Mundial de la Salud, más del 30 por ciento de la población mundial sufre de esta afección. Es prevalente tanto en países en vías de desarrollo como en países industrializados (OMS). En efecto, la anemia causada por una carencia de hierro (anemia ferropénica) afecta a tantas personas que, en la actualidad, ha sido reconocida como una epidemia de salud pública.

Carencia de vitamina A

Según la OMS, la carencia de vitamina A es la causa principal de ceguera en niños. Además, las embarazadas que tienen carencias de vitamina A también presentan mayores tasas de mortalidad materna (OMS). La vitamina A es esencial para la salud y el funcionamiento de la vista, la salud reproductiva tanto en hombres como en mujeres y el fortalecimiento del sistema inmunitario contra las infecciones. Para los recién nacidos, la mejor fuente de vitamina A es la leche materna. Para todas las demás personas, es importante consumir muchos alimentos con contenido alto de vitamina A, incluidas las verduras verdes y amarillas, como la zanahoria, la col rizada, el brócoli y la batata, o frutas anaranjadas, como el damasco, la papaya y el durazno.

Carencia de vitamina B1 (tiamina)

Otra de las carencias alimenticias frecuentes es la carencia de vitamina B1, también conocida como tiamina. La tiamina es esencial para el funcionamiento normal de los nervios. Una carencia de tiamina puede provocar daño nervioso y muscular y afectar el corazón. Cuando la carencia de tiamina se prolonga en el tiempo recibe el nombre de beriberi.

Carencia de vitamina B3 (niacina)

La carencia de vitamina B3, también conocida como niacina, se denomina pelagra. La niacina se encuentra en la mayoría de las proteínas. Por ello, esta afección es poco frecuente en las comunidades que consumen carne regularmente. Entre los síntomas de la pelagra, se incluyen diarrea, demencia y problemas de piel. En casos extremos, puede causar muerte súbita.

Carencia de vitamina B9 (folato)

La vitamina B9, también conocida como folato, interviene en la producción de glóbulos rojos y ADN y también favorece el desarrollo del cerebro y el funcionamiento del sistema nervioso. El folato es especialmente importante en el desarrollo fetal y desempeña una función crucial en la formación del cerebro y la médula espinal de un bebé en gestación. La carencia de folato puede provocar anomalías congénitas graves, problemas de crecimiento o anemia. El folato se encuentra en alimentos como guisantes, cítricos, verduras de hoja oscura y carnes como las aves, el cerdo y los mariscos.

Según los National Institutes of Health [Institutos Nacionales de la Salud, NIH], las mujeres que están embarazadas o tienen planificado quedar embarazadas deben tomar hasta 400 microgramos de folato por día para prevenir anomalías congénitas graves (NIH, 2011).

Carencia de vitamina D

Según el Vitamin D Council [Consejo sobre Vitamina D], este tipo de carencia constituye una epidemia mundial en aumento que afecta a más del 50 por ciento de la población mundial (VDC, 2012).

La vitamina D es esencial para tener huesos sanos y le permite al organismo mantener niveles adecuados de calcio para regular el desarrollo de dientes y huesos. La falta de este nutriente puede provocar retrasos o anomalías en el crecimiento de los huesos. A causa de la osteoporosis, provocada por la falta de calcio y vitamina D, los huesos pueden tornarse porosos, frágiles y propensos a sufrir fracturas. Muchas veces es asintomática, es decir, quien la padece no manifiesta síntomas. Las mejores fuentes de vitamina D son la exposición al sol y el consumo de alimentos como el aceite de hígado de bacalao, el salmón o los productos lácteos fortificados con vitamina D. Según la Office of Dietary Supplements [Oficina de Suplementos Alimentarios] de los National Institutes of Health, aproximadamente 5 a 30 minutos de exposición al sol dos veces por semana pueden brindar una cantidad suficiente de vitamina D (NIH, 2011).

Carencia de calcio

El calcio interviene en el desarrollo de huesos y dientes resistentes y permite que el corazón, los nervios y los músculos funcionen correctamente. Por lo general, quienes presentan una carencia de calcio no manifiestan síntomas de inmediato. Sin embargo, con el tiempo, la falta de calcio puede provocar problemas de salud graves. Las carencias de calcio se asocian a una menor masa ósea, el debilitamiento de los huesos a causa de la osteoporosis, la aparición de convulsiones, un ritmo cardíaco anormal e incluso la muerte.

Las mejores fuentes de calcio son los productos lácteos como la leche, el yogur y el queso, las verduras como la col rizada y el brócoli y los cereales fortificados con calcio.

Causas

Un régimen alimentario deficiente que no brinda los nutrientes esenciales generalmente causa carencias alimenticias. El organismo almacena nutrientes. Por ende, una carencia por lo general se detecta recién cuando la falta de un nutriente se ha extendido en el tiempo.

Existen varias enfermedades, como el cáncer de colon y las afecciones gastrointestinales, que pueden provocar una carencia de hierro. El embarazo también puede ocasionar una carencia cuando el feto obtiene el hierro que necesita del organismo de la madre.

Síntomas

Los síntomas dependen del nutriente faltante en el organismo. Sin embargo, las carencias pueden causar síntomas generales, entre los cuales pueden citarse los siguientes:

  • palidez
  • cansancio
  • debilidad
  • dificultad para respirar
  • deseo de comer alimentos fuera de lo común
  • caída del cabello
  • mareos intermitentes
  • estreñimiento
  • somnolencia
  • palpitaciones cardíacas
  • sensación de aturdimiento o desmayos
  • depresión
  • hormigueo y entumecimiento en las articulaciones
  • problemas relativos a la menstruación (como ausencia de períodos menstruales o períodos menstruales muy abundantes)
  • depresión
  • falta de concentración

Es posible que usted manifieste todos estos síntomas o solo algunos. Con el tiempo, la mayoría de las personas se adaptan a los síntomas, lo cual constituye uno de los motivos por los cuales la afección pasa desapercibida. Realícese un control con el proveedor de atención médica si siente cansancio, debilidad o falta de concentración que se extienden durante períodos prolongados. Estos síntomas podrían indicar el comienzo de una carencia grave.

Diagnóstico

Si el médico considera que usted podría sufrir una carencia alimenticia, indagará acerca de su régimen alimentario y sus hábitos de alimentación y le hará preguntas sobre los síntomas que lo aquejan. Infórmele si ha sufrido períodos de estreñimiento o diarrea o si ha notado la presencia de sangre en las heces.

La carencia alimenticia también puede diagnosticarse con los análisis de sangre de rutina, incluido un hemograma completo (HC). Generalmente, los médicos detectan la anemia de esa manera.

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de carencia y de su gravedad. El médico evaluará la gravedad de la carencia y la probabilidad de problemas a largo plazo causados por la falta de nutrientes. Es probable que solicite otras pruebas para identificar daños antes de optar por un plan de tratamiento. Los síntomas suelen desaparecer cuando se adopta un régimen alimentario adecuado o se lo complementa debidamente con suplementos, incluso en el caso de afecciones permanentes.

Cambios en el régimen alimentario

Es posible que el médico le recomiende modificar sus hábitos de alimentación en el caso de una carencia leve. Por ejemplo, las personas que tienen anemia deben consumir más carnes, huevos, aves, verduras y cereales.

Si la carencia es más grave, probablemente lo deriven a un nutricionista, quien quizás le recomiende llevar un registro de lo que come durante varias semanas. Cuando consulte al nutricionista, un análisis del registro le permitirá identificar los cambios que es necesario hacer.

Lo más probable es que deba reunirse regularmente con el nutricionista y, después de un tiempo, tal vez le realicen un análisis de sangre para confirmar que la carencia se ha corregido.

Suplementos

En algunos casos, una carencia alimenticia puede requerir la administración de suplementos multivitamínicos. También podría ser necesario complementar con otro suplemento para favorecer la absorción, por ejemplo, tomar calcio y vitamina D simultáneamente.

La frecuencia y la dosis de un suplemento dependerán de la gravedad de la carencia y serán determinados por el médico o el nutricionista.

Administración parenteral

En casos muy graves, por ejemplo, cuando la carencia no responde a los medicamentos orales, posiblemente sea necesario administrar el nutriente por vía parenteral (a través de venas o músculos). Esta forma de administración puede conllevar el riesgo de otros efectos secundarios y generalmente se realiza en un hospital.

Por ejemplo, el hierro administrado por vía parenteral puede ocasionar escalofríos, dolor de espalda, mareos, fiebre, dolor muscular, desmayos e incluso una reacción alérgica grave. Una vez que se haya administrado el tratamiento, se repetirá el análisis de sangre para confirmar su eficacia. Es posible que deba volver al hospital para realizar otras consultas hasta que logre corregirse la carencia.

A largo plazo

En su mayoría, los problemas causados por las carencias alimenticias desaparecen al corregir la carencia. No obstante, en algunos casos, el daño puede ser permanente. Por lo general, esto solo ocurre cuando la carencia ha sido grave y se ha extendido en el tiempo.

Por ejemplo, una carencia prolongada de vitamina B1 puede asociarse a los siguientes problemas:

  • retraso en el crecimiento
  • depresión
  • una forma de demencia conocida como síndrome de Wernicke-Korsakoff

Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Kati Blake
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad