Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Desgarro de meniscos de la rodilla

Información general

El menisco es un cartílago que funciona como amortiguador entre el fémur y la tibia. Existen dos meniscos en cada articulación de la rodilla. Pueden dañarse o desgarrarse durante actividades en las cuales se ejerce presión sobre la articulación o se produce una rotación de la articulación.

Entre las opciones de tratamiento, que varían según la gravedad de la lesión, se incluyen desde remedios caseros hasta intervenciones quirúrgicas ambulatorias. Para prevenir este tipo de lesiones, haga ejercicios para fortalecer los músculos de la pierna y use técnicas adecuadas durante las actividades o los deportes de contacto.

Causa

El menisco puede sufrir un desgarro durante actividades que suponen un contacto o una presión directos a raíz de una rotación forzada. Un giro o un cambio de dirección repentinos, una sentadilla profunda o el levantamiento de objetos pesados pueden provocar una lesión. Muchos deportistas corren el riesgo de sufrir desgarros de meniscos. Las personas que practican deportes que incluyen giros o paradas abruptos, como el fútbol americano, el básquetbol, el fútbol y el tenis, son más propensas a sufrir desgarros de meniscos.

Los meniscos se debilitan a medida que pasan los años, por lo que los desgarros son más frecuentes en personas de más de 30 años de edad. Los movimientos involucrados al hacer sentadillas o subir escaleras pueden provocar lesiones en los meniscos debilitados. Quienes sufren de artrosis corren un riesgo mayor de sufrir lesiones en la rodilla o desgarros de meniscos. La artrosis en un trastorno articular frecuente caracterizado por dolor y rigidez en las articulaciones causados por el envejecimiento y el desgaste.

Síntomas

Cuando el menisco sufre un desgarro, es posible oír una especie de chasquido en el área de la articulación de la rodilla. Luego, quizás se manifiesten los siguientes síntomas:

  • dolor, especialmente al tocar el área afectada
  • inflamación
  • dificultad para mover la rodilla o restricción de la amplitud de movimiento
  • sensación de que la rodilla se traba
  • sensación de que la rodilla cede o es incapaz de sostener el peso del cuerpo

También es posible que se presente una sensación de deslizamiento o un chasquido que suele ser un indicador de que parte del cartílago se ha separado del resto y obstruye la articulación de la rodilla.

Consulte al médico si se presenta alguno de estos síntomas y si persisten durante varios días o aparecen después de sufrir una lesión en la rodilla. También deberá consultar al médico si la rodilla se traba y no puede flexionarla después de extenderla.

Diagnóstico

Exploración física

Después de indagar sobre los síntomas, el médico le explorará la rodilla, evaluará su amplitud de movimiento y observará en detalle el área de la articulación donde se encuentra el menisco. También es posible que le realice la prueba de McMurray para identificar un desgarro de meniscos. Esta prueba consiste en flexionar la rodilla y luego extenderla y rotarla. Si durante la manipulación se escucha un chasquido leve, podría tratarse de un desgarro de meniscos.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

Lo más probable es que el médico solicite pruebas de diagnóstico por imágenes para confirmar el desgarro. Entre ellas, pueden citarse las siguientes:

  • Radiografía de rodilla. Si bien esta prueba no muestra si existe un desgarro de meniscos, sirve para descartar otras causas posibles del dolor de rodilla, como una artrosis.
  • Resonancia magnética (RM). Este aparato utiliza un campo magnético para generar varias imágenes de la rodilla. Permite obtener imágenes del cartílago y los ligamentos para determinar si existe un desgarro de meniscos.
  • Ecografía. En una ecografía, se usan ondas de sonido para tomar imágenes del interior del cuerpo y determinar si existe algún cartílago suelto que pueda estar provocando la obstrucción de la rodilla.

Artroscopía.

Si el médico no logra determinar la causa del dolor de rodilla por medio de estas pruebas, posiblemente proponga realizar una artroscopía para estudiar la rodilla. Si es necesaria una intervención quirúrgica, el médico probablemente utilice un artroscopio. En primer lugar, se realiza una incisión pequeña cerca de la rodilla. Un artroscopio es un dispositivo delgado y flexible de fibra óptica que puede introducirse a través de la incisión. Está equipado con una luz pequeña, una cámara e instrumentos quirúrgicos que pueden manipularse, ya sea a través del artroscopio o a través de otras incisiones en la rodilla. Por lo general, después de someterse a una artroscopía, ya sea a los fines de explorar el área o de realizar una intervención quirúrgica, el paciente puede regresar a su hogar el mismo día.

Tratamiento

En un primer momento, la lesión en la rodilla debe tratarse en el hogar con técnicas como reposo, hielo, compresión y elevación.

  • Reposo. Use muletas para que el peso del cuerpo no recaiga sobre la articulación. Evite las actividades que empeoren el dolor de rodilla.
  • Aplique hielo en la rodilla cada tres o cuatro horas durante 30 minutos.
  • Comprima o envuelva la rodilla con un vendaje elástico y
  • manténgala elevada para reducir la inflamación.

También puede tomar medicamentos como ibuprofeno, aspirina o cualquier otro antinflamatorio no esteroide (AINE) para aliviar el dolor y reducir la inflamación alrededor de la rodilla.

Es importante que, si siente dolor, el peso del cuerpo no recaiga por completo sobre la rodilla afectada.

Probablemente el médico le recomiende fisioterapia para fortalecer los músculos en torno a la rodilla y, de este modo, reducir el dolor y aumentar la movilidad y la estabilidad de la rodilla.

Intervención quirúrgica

Si la lesión no responde al tratamiento, el médico podría recomendar una cirugía artroscópica. El cirujano realiza una incisión pequeña en la rodilla para introducir herramientas y una cámara y reparar o extirpar el menisco dañado.

Por lo general, el paciente puede regresar a su hogar el mismo día de la intervención. Si bien la recuperación completa lleva tiempo, pronto podrá recuperar el nivel de funcionalidad que tenía antes de la cirugía.

La intervención quirúrgica conlleva riesgos, por lo que es aconsejable hablar con el médico para determinar si este procedimiento es conveniente para su caso particular. El período de recuperación incluirá consultas regulares con el médico y sesiones de fisioterapia para fortalecer los músculos que sostienen la rodilla.

Pronóstico

Con un diagnóstico adecuado y un tratamiento estricto, podrá recuperar la movilidad y la función de la rodilla que tenía antes de sufrir la lesión.

Prevención

Para prevenir un desgarro de meniscos, haga ejercicios para fortalecer los músculos de la pierna regularmente. De este modo, estabilizará la articulación de la rodilla y la protegerá contra lesiones. También puede usar equipos de protección al practicar deportes o una rodillera ortopédica para estabilizar la rodilla durante actividades que presenten riesgos de lesiones.

Siempre use las técnicas adecuadas al hacer actividad física o actividades en las cuales se ejerza presión sobre la articulación de la rodilla. Es recomendable entrar en calor y elongar antes de hacer actividad física, usar equipos adecuados como calzado deportivo diseñado específicamente para la actividad en cuestión, ajustarse bien el calzado y aprender técnicas adecuadas para hacer una actividad determinada.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Cindie Slightham
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad