Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Epicondilitis

Información general

La epicondilitis, también llamada epicondilitis lateral, es una inflamación dolorosa de la articulación del codo causada por un esfuerzo repetitivo (uso excesivo). Por lo general, el dolor se siente en la cara externa (lateral) de la parte superior del brazo, justo por encima del codo, al enderezar o extender completamente el brazo.

Causas

Cualquier actividad que suponga girar la muñeca de manera repetitiva puede dar origen a una epicondilitis. Entre estas actividades, se incluyen el tenis y otros deportes donde se usan raquetas o paletas, la natación, el golf, girar una llave o usar un destornillador, un martillo o una computadora.

El tendón es la parte del músculo que se adhiere al hueso. Los músculos del antebrazo se insertan en el hueso externo del codo. Según una serie de investigadores, la epicondilitis muchas veces se produce cuando un músculo específico del antebrazo -el extensor radial corto del carpo- sufre una lesión. El extensor radial corto del carpo estabiliza la muñeca cuando el codo está extendido.

El esfuerzo repetitivo debilita el extensor radial corto del carpo y provoca desgarros microscópicos en el tendón del músculo en la parte donde se inserta en el área externa del codo. Estos desgarros producen dolor e inflamación (American Academy of Orthopaedic Surgeons [Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, AAOS]).

Síntomas

Si usted tiene epicondilitis, posiblemente presente uno o más de los siguientes síntomas:

  • dolor en el codo que es leve al principio y empeora gradualmente
  • dolor que se extiende en dirección descendente desde la parte externa del codo hacia el antebrazo y la muñeca
  • dificultad para asir con firmeza
  • aumento del dolor al estrecharle la mano a alguien o apretar un objeto
  • dolor al levantar objetos, usar herramientas, abrir un frasco o usar un cepillo de dientes u otro utensilio

Diagnóstico

La epicondilitis generalmente se diagnostica durante una exploración física. El médico le preguntará a qué se dedica, si practica algún deporte y cómo se manifestaron los síntomas.

Luego, le realizará algunas pruebas sencillas que le permitirán efectuar el diagnóstico. Entre las pruebas, se incluyen aplicar una presión leve en el punto donde el tendón se adhiere al hueso para verificar si usted siente dolor. Además, posiblemente le pida que flexione el brazo y la muñeca de determinada manera para ver si estos movimientos le producen dolor.

También es posible que le solicite algunas pruebas de diagnóstico por imágenes, como una radiografía o una resonancia magnética (RM), para descartar otros trastornos que pueden causar dolor en el brazo, como las enfermedades reumáticas que afectan el codo y las hernias de disco. Estas pruebas no suelen ser necesarias para efectuar el diagnóstico.

Tratamiento

Intervenciones no quirúrgicas

Según la American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS), entre el 80 y el 95 por ciento de los casos de epicondilitis pueden tratarse satisfactoriamente sin recurrir a una intervención quirúrgica (AAOS). En primer lugar, el médico le indicará uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Descanso. El primer paso para la recuperación es descansar el brazo durante varias semanas. Posiblemente deba usar una férula para inmovilizar los músculos afectados.
  • Hielo. La aplicación de compresas de hielo puede reducir la inflamación y aliviar el dolor.
  • Antinflamatorios no esteroides. Los medicamentos de venta libre, como aspirina e ibuprofeno, pueden reducir el dolor y la inflamación.
  • Fisioterapia. El terapeuta usará diferentes técnicas para fortalecer los músculos del antebrazo y favorecer la recuperación, entre ellas, ejercicios, masajes con hielo y técnicas de estimulación muscular. Una nueva forma de tratamiento que cada vez suma más adeptos es la terapia con ultrasonido. Esta terapia consiste en aplicar una sonda de ecografía sobre el punto del músculo donde se siente más dolor durante el tiempo que el profesional considere conveniente.
  • Inyecciones de esteroides. El médico puede optar por inyectar corticoesteroides directamente en el músculo afectado para reducir la inflamación.
  • Terapia con ondas de choque. Este es un tratamiento experimental que consiste en aplicar ondas de sonido en el codo para favorecer el propio proceso de recuperación del organismo. El médico tal vez le sugiera esta terapia.

Intervención quirúrgica

Si no hay una mejoría en los síntomas después de un año de tratamiento, probablemente deba someterse a una intervención quirúrgica. El médico y usted determinarán si es necesario recurrir a esta alternativa para mejorar la afección.

La intervención quirúrgica puede realizarse por medio de una artroscopía, que implica insertar una sonda pequeña en el codo, o de una incisión más grande directamente en el codo (cirugía abierta tradicional). Con cualquiera de estos métodos, el objetivo es extirpar tejido patológico y luego adherir nuevamente el músculo sano al hueso.

Después de la cirugía, es necesario hacer rehabilitación para que el músculo recupere su fuerza y flexibilidad.

Según la AAOS, la intervención quirúrgica es exitosa en el 80 al 90 por ciento de los casos. Sin embargo, es frecuente que el paciente pierda algo de fuerza muscular (AAOS).

Prevención

Pueden tomarse varias medidas para prevenir la epicondilitis, incluidas las siguientes:

  • use los equipos, los dispositivos y las técnicas adecuados para cada deporte que practique o tarea que haga; por ejemplo, el tamaño de la raqueta o la tensión del encordado pueden marcar la diferencia y causar (o prevenir) esta afección
  • haga ejercicios para mantener la fuerza y la flexibilidad del brazo
  • aplíquese hielo en el codo después de hacer actividades intensas
  • descanse el codo si le duele al flexionar o extender el brazo

Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Maureen Donohue
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad