Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Esofagitis

Información general

La esofagitis es la inflamación o irritación del esófago (el tubo que transporta los alimentos desde la boca, por la garganta, hasta el estómago) Entre sus causas comunes se encuentran el reflujo (el contenido estomacal retrocede hacia el esófago), ciertos medicamentos orales y ciertas infecciones bacterianas o virales.

Esta afección puede ocasionar una amplia variedad de síntomas, entre ellos dificultad para tragar, dolor de garganta y acidez. Si no se le trata, la esofagitis puede causar la formación de úlceras o aún hasta un grave estrechamiento del esófago.

Las opciones de tratamiento y el pronóstico dependerán de la causa exacta de su afección. La mayoría de las personas sanas mejoran en algunos días. Las personas que tienen infecciones o un sistema inmunitario debilitado podrían tardar más en recuperarse.

Tipos

Esofagitis eosinofílica

La esofagitis eosinofílica es ocasionada por un exceso de glóbulos blancos en el esófago. Es una consecuencia de la respuesta exagerada del cuerpo ante un alérgeno. Esta reacción alérgica puede hacer que los niños tengan dificultad para comer. Según Boston Children's Hospital [Hospital de Niños de Boston], 1 de cada 10.000 niños padece esta forma de esofagitis (BCH, 2011). Los desencadenantes comunes son: leche, soya, huevos, centeno, trigo, maní, frijoles y carne de res. Ciertos alérgenos inhalables, como el polen, también pueden causar esta forma de esofagitis.

Esofagitis por reflujo

Generalmente la esofagitis por reflujo es ocasionada por la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). A quienes padecen ERGE, el contenido estomacal, incluso los ácidos, frecuentemente les retrocede hacia el esófago. Al transcurrir el tiempo, esto ocasiona inflamación e irritación crónicas del esófago.

Esofagitis por fármacos

La esofagitis por fármacos se produce cuando se toman ciertos medicamentos con muy poca agua. Esto hace que los mismos permanezcan demasiado tiempo en el esófago. Entre ellos están los analgésicos, antibióticos, cloruro de potasio y bifosfonato (medicamentos que previenen la pérdida de masa ósea).

Esofagitis infecciosa

La esofagitis infecciosa es poco común y puede ser ocasionada por bacterias, virus, hongos o parásitos. Usted correrá un mayor riesgo de tener este tipo de esofagitis si tiene el sistema inmunitario debilitado debido a enfermedades o medicamentos. Este tipo de inflamación es común en personas que tienen VIH/SIDA, cáncer y diabetes.

Síntomas

Algunos de los síntomas de la esofagitis son los siguientes:

  • dificultad para tragar (disfagia)
  • dolor al tragar (odinofagia)
  • dolor de garganta
  • voz ronca
  • ardor de estómago
  • reflujo ácido
  • dolor en el pecho al comer
  • náuseas, vómitos
  • dolor abdominal
  • disminución del apetito
  • tos

Los niños muy pequeños podrían tener dificultades para comer.

Si usted o su hijo presenta alguno de estos síntomas, comuníquese con el médico en los siguientes casos:

  • también la falta el aliento o le duele el pecho, especialmente si eso no ocurre cuando come
  • los síntomas continúan por varios días
  • los síntomas son lo suficientemente graves como para interferir en su capacidad para comer adecuadamente
  • también tiene dolor de cabeza, dolor muscular o fiebre

Obtenga atención médica de inmediato si:

  • tiene un dolor de pecho que dura más de algunos minutos, especialmente si tiene antecedentes de problemas cardíacos
  • cree que podría tener alimentos atascados en el esófago

Riesgos

Los factores de riesgo de la esofagitis son:

  • sistema inmunitario debilitado debido al VIH/SIDA, diabetes, leucemia, linfoma u otras enfermedades autoinmunitarias
  • hernia hiatal, por la cual el estómago se abulta a través de la abertura del diafragma donde se unen el esófago y el estómago
  • quimioterapia
  • radioterapia en tórax
  • cirugía en la zona del pecho
  • medicamentos para evitar el rechazo de trasplantes
  • aspirina y medicamentos antiinflamatorios
  • vómitos crónicos
  • obesidad
  • consumo de alcohol y cigarrillos
  • antecedentes familiares de alergias o de esofagitis

Si tiene un sistema inmunitario sano, la probabilidad de que contraiga una infección en el esófago (esofagitis infecciosa) es baja.

Complicaciones

Si no se trata, la esofagitis puede causar otras complicaciones médicas más graves relacionadas con el funcionamiento y estructura del esófago. Entre dichas complicaciones se incluyen las siguientes:

  • esófago de Barrett, que es una afección por la cual las células del recubrimiento del esófago pasan por cambios anormales debido a la irritación a largo plazo con ácido estomacal. Dichos cambios en las células elevan el riesgo de tener cáncer de esófago.
  • estenosis o estrechamiento del esófago que puede causar problemas para tragar
  • orificios o úlceras en el esófago

Diagnóstico

Si presenta los signos de una esofagitis, solicite una consulta con el médico. Vaya preparado para darle sus antecedentes médicos completos, incluso cualquier afección que le hayan diagnosticado anteriormente. Haga una lista de todos los medicamentos de venta libre y con receta que tome.

Además del examen general, probablemente el médico ordenará pruebas diagnósticas, que podrían incluir las siguientes:

  • endoscopia (se introduce por la garganta un tubo con una cámara para permitirle al médico ver el esófago)
  • radiografía con bario, también llamada serie gastrointestinal superior (el médico hará que beba una solución de bario, la cual ayuda a que las anomalías aparezcan en las imágenes de rayos X)
  • biopsia (se remueve y examina al microscopio una porción de tejido del esófago)
  • pruebas de alergia, que pueden incluir pruebas de la piel y la eliminación de ciertas comidas de la dieta

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa específica de los síntomas. Los medicamentos que podrían usarse son:

  • medicamentos antivirales
  • medicamentos antimicóticos
  • Analgésicos
  • esteroides orales
  • inhibidores de la bomba de protones para bloquear la producción de ácido estomacal

Si las alergias a ciertos alimentos ocasionan la enfermedad, debe identificar y eliminar de su dieta los alimentos desencadenantes. Los alimentos desencadenantes más comunes son: tomates, frutas cítricas, comidas picantes, alcohol, cafeína, cebolla, ajo, menta y chocolate.

Aunque su afección no sea ocasionada por alergias a alimentos, podrá aliviar los síntomas si evita las comidas picantes, las bebidas y comidas ácidas, y las comidas crudas o duras. Ingiera bocados más pequeños y mastique bien la comida. También debe evitar el consumo de tabaco y alcohol, los cuales aumentan la inflamación y suprimen el sistema inmunitario. Consulte al médico para obtener pautas dietéticas.

Podría ser recomendable la cirugía para dilatar el esófago si éste se ha estrechado demasiado y hace que se atasquen los alimentos.

Si los síntomas son ocasionados por medicamentos, le podrían aconsejar que beba más agua, que tome una versión líquida del medicamento o que pruebe un medicamento distinto. También le podrían recomendar que no se acueste por 30 minutos después de haber tomado el medicamento en forma de píldora.

Pronóstico

Si la esofagitis no se trata, puede ocasionar estrechamiento del esófago o daño en los tejidos. Las probabilidades de tener cáncer de esófago aumentan si han cambiado las células que recubren el esófago.

Para reducir el riesgo de tener episodios de esofagitis en el futuro, evite los desencadenantes identificados.

Su pronóstico individual dependerá de la causa y de su salud general. La mayoría de las personas mejora con tratamiento. A menudo las personas sanas se recuperan en los tres a cinco días siguientes, aun sin tratamiento. Las personas cuyo sistema inmunitario está debilitado podrían tardar más en recuperarse.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Ann Pietrangelo
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad