Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Esteatosis hepática

Información general

La expresión general esteatosis hepática describe la acumulación de grasas en el hígado. Tener grasa en el hígado es normal, pero si el porcentaje de grasa es superior a entre el cinco y el 10 por ciento, tiene lugar la esteatosis hepática.

Esta afección es reversible, suele desaparecer sin tratamiento y, por lo general, no provoca síntomas ni causa daños permanentes.

El hígado es el segundo órgano de mayor tamaño del organismo y su función consiste en procesar todo lo que consumimos y filtrar las sustancias dañinas de la sangre. Si se acumula demasiada grasa en el hígado, su función se ve afectada. El hígado generalmente se repara a sí mismo mediante la generación de células hepáticas nuevas cuando se producen daños en las células existentes. Cuando el daño hepático es recurrente, puede producirse una cicatrización patológica permanente que se denomina cirrosis.

La esteatosis hepática es bastante frecuente, ya que entre el diez y el 20 por ciento de los estadounidenses tienen grasa en exceso en el hígado, pero no presentan inflamación ni daños. La mayoría de los casos se detectan entre los 50 y los 60 años de edad. Si la esteatosis hepática se debe a una afección subyacente que no se detecta ni se trata, pueden producirse daños en el hígado.

Síntomas

Por lo general, esta afección no ocasiona síntomas, pero algunas personas sienten cansancio o una molestia abdominal leve. Es posible que el hígado se agrande un poco, síntoma que el médico puede detectar mediante una exploración física exhaustiva.

Si el hígado se inflama, quizás haya otros síntomas, como falta de apetito, pérdida de peso y la sensación de estar extremadamente débil, enfermo o cansado.

La causa más frecuente es el alcoholismo. Casi todas las personas alcohólicas padecen esteatosis hepática. Entre las demás causas, se encuentran las toxinas, determinados fármacos y trastornos metabólicos heredados. En muchos casos, los médicos no saben con certeza qué ocasiona esa afección en personas que no son alcohólicas, pero se ha asociado con el colesterol elevado, la obesidad y la diabetes de tipo 2.

La esteatosis hepática se manifiesta cuando el organismo produce demasiada grasa o no puede metabolizar la grasa con la rapidez necesaria. En consecuencia, la grasa sobrante se almacena en el hígado, donde se acumula y produce esteatosis hepática. Tener un régimen alimentario con un contenido alto de grasa no ocasiona esta afección directamente.

Además del alcoholismo, existen otras causas frecuentes de esta enfermedad, por ejemplo:

  • síndrome metabólico
    • exceso de peso
    • resistencia insulínica (diabetes de tipo 2)
    • niveles elevados de triglicéridos (grasas) en la sangre
  • fármacos
    • aspirina
    • esteroides
    • tamoxifeno
    • tetraciclina
  • embarazo
  • toxinas
  • virus (hepatitis A, etc.)

Tipos

Existen cuatro tipos de esteatosis hepática:

Esteatosis hepática no alcohólica

Se produce cuando el hígado tiene problemas para descomponer las grasas, lo cual provoca su acumulación en el hígado. La causa no se relaciona con el alcohol y se diagnostica cuando la grasa en el hígado supera el 10 por ciento.

Esteatosis hepática alcohólica

Es la etapa inicial de la esteatosis hepática por consumo excesivo de alcohol. El hígado se daña debido al consumo excesivo de alcohol y no puede descomponer las grasas. Si el paciente deja de beber alcohol, la afección desaparece. A las seis semanas de abstinencia alcohólica, la esteatosis desaparece. Sin embargo, si la persona continúa bebiendo alcohol en exceso, puede producirse cirrosis.

Esteatohepatitis no alcohólica (EHNA)

Cuando se acumula una determinada cantidad de grasa, el hígado se inflama. Si la causa original no tiene relación con el alcohol, la afección se denomina esteatohepatitis no alcohólica (EHNA). Esta afección puede alterar la función hepática y provocar síntomas como falta de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal y un color amarillento de la piel. Si no se la trata, la EHNA puede avanzar y ocasionar la cicatrización patológica permanente del hígado y, con el tiempo, insuficiencia hepática.

Esteatosis hepática aguda del embarazo

Esta es una complicación poco frecuente del embarazo que puede ser mortal. Los síntomas comienzan a partir del tercer trimestre e incluyen náuseas y vómitos persistentes, dolor en la parte superior derecha del abdomen, ictericia y malestar general. Las embarazadas deben someterse a controles para detectar esta afección y la mayoría mejora después del parto y no tiene efectos a largo plazo.

Riesgos

Debido a que esta afección consiste en la acumulación de grasas en exceso en el hígado, es más probable contraerla en caso de sobrepeso u obesidad.

Entre los demás factores que pueden aumentar el riesgo de contraerla, se incluyen los siguientes:

  • consumo excesivo de alcohol (beber grandes cantidades de alcohol puede dañar el hígado)
  • uso excesivo de medicamentos de venta libre (tomar dosis superiores a las recomendadas de determinados medicamentos, como paracetamol, puede aumentar el riesgo de tener esteatosis hepática)
  • diabetes de tipo 2 (la acumulación de grasa en el hígado se ha asociado con la resistencia insulínica, la causa más frecuente de diabetes de tipo 2)
  • embarazo
  • colesterol elevado
  • niveles elevados de triglicéridos
  • desnutrición
  • síndrome metabólico

Diagnóstico

Exploración física

Si el hígado se inflama, el médico podrá detectarlo mediante una exploración del abdomen. La averiguación de los síntomas también puede revelar cansancio o falta de apetito. Un informe completo de los antecedentes médicos debe incluir el consumo de alcohol y de otros medicamentos o suplementos.

Análisis de sangre

Un análisis de sangre de rutina quizás indique que existe un nivel de enzimas hepáticas más elevado que lo normal. Esto no confirma un diagnóstico de esteatosis hepática, por lo que es necesario realizar más pruebas para determinar la causa de la inflamación.

Ecografía

La grasa en el hígado se verá como un área blanca en la imagen. También pueden hacerse otros estudios de diagnóstico por imágenes, como una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (RM). Este tipo de estudios permiten detectar la grasa en el hígado, pero no es posible confirmar si existen daños.

Biopsia de hígado

Se inserta una aguja en el hígado para extraer una muestra de tejido y examinarla (después de administrar anestesia local para no sentir dolor). Esta es la única manera de determinar con certeza si el paciente tiene esteatosis hepática. Con la biopsia, el médico también podrá identificar la causa exacta.

Tratamiento

El tratamiento se centra en los factores que podrían ocasionar la enfermedad. Los tratamientos frecuentes se basan en lo siguiente:

  • tratamiento del alcoholismo
  • manejo del colesterol
  • pérdida de peso
  • control de la glucemia

Para reducir el riesgo de tener esteatosis hepática, adopte un estilo de vida saludable, por ejemplo:

  • limite o evite el consumo de alcohol;
  • mantenga un régimen alimentario saludable;
  • mantenga un peso saludable.

A largo plazo

La mayoría de los casos de esteatosis hepática no son peligrosos y no ocasionan daños hepáticos progresivos. Si la causa se relaciona con un nivel de colesterol elevado, diabetes u obesidad, tratar la causa contribuirá a que la esteatosis desaparezca.

Si la causa es el alcoholismo, dejar de beber quizás permita que el hígado sane por completo. Con la biopsia, es posible determinar si existe daño permanente, la gravedad del daño y el tipo de tratamiento.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Andrea Wodele and Matthew Solan
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad