Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Incontinencia fecal

Información general

La incontinencia fecal es la pérdida del control intestinal que produce la eliminación involuntaria de materia fecal. Su gravedad puede variar de la evacuación involuntaria y poco frecuente de cantidades pequeñas de heces hasta la pérdida total del control intestinal. Algunas personas con incontinencia fecal sienten la necesidad de defecar pero no pueden esperar hasta llegar al baño, mientras que otras no sienten la sensación de una deposición próxima y sufren la pérdida total del control intestinal. La incontinencia fecal puede ser una afección embarazosa, pero es posible mejorar con el tratamiento.

Causas

El control intestinal normal depende del funcionamiento correcto de los músculos pélvicos, el recto (el extremo inferior del intestino grueso), los músculos del esfínter (músculos del ano) y el sistema nervioso. Una lesión en alguna de estas zonas puede provocar la incontinencia fecal. Las causas frecuentes de la incontinencia fecal incluyen las siguientes:

Retención fecal

El estreñimiento crónico puede producir una retención fecal, lo cual significa que las heces se atascan en el recto. Las heces pueden ensanchar y debilitar el esfínter, y así hacer que los músculos no puedan detener la evacuación normal. Otra complicación de la retención fecal es la pérdida de materia fecal líquida a través del ano.

Diarrea

La diarrea es la consecuencia de heces flojas o líquidas que pueden provocar la necesidad inmediata de defecar. Esta necesidad puede ser tan repentina que la persona no tendrá suficiente tiempo para llegar al baño.

Daño muscular

El daño en el esfínter puede impedir que los músculos mantengan el ano cerrado de manera firme. Las hemorroides, las cirugías, los traumatismos y el estreñimiento pueden dañar los músculos del esfínter.

Lesión nerviosa

Si se dañan los nervios que controlan la defecación, los músculos del esfínter no se cierran correctamente y, en consecuencia, usted no siente la necesidad de ir al baño. Algunas de las causas de la lesión nerviosa incluyen traumatismos después del parto, estreñimiento frecuente, accidente cerebrovascular, diabetes y esclerosis múltiple.

Hemorroides

Las hemorroides externas pueden impedir que el esfínter se cierre completamente, lo cual permite la evacuación involuntaria de heces flojas y mucosidad.

Disfunción del piso pélvico

Las mujeres pueden sufrir daños en los músculos y los nervios de la pelvis cuando dan a luz, pero es posible que los síntomas de la disfunción del piso pélvico no se perciban de inmediato, ya que pueden ocurrir varios años después. Entre las complicaciones, se incluyen las siguientes:

  • debilidad de los músculos pélvicos que actúan durante las deposiciones
  • prolapso rectal, que se produce cuando el recto sobresale a través del ano
  • rectocele, que se produce cuando el recto sobresale a través de la vagina

Riesgos

Cualquier persona puede presentar incontinencia fecal, pero algunas tienen más posibilidades de padecerla que otras. Usted corre riesgos si presenta lo siguiente:

  • es mayor de 65 años
  • es mujer
  • es una mujer que ha dado a luz
  • tiene estreñimiento frecuente
  • tiene alguna enfermedad o lesión que produce lesiones nerviosas

Diagnóstico

Para diagnosticar la incontinencia fecal, se llevan a cabo evaluaciones médicas exhaustivas. El médico le preguntará sobre la frecuencia de la incontinencia, cuándo se produce, su alimentación, los medicamentos que toma y sus problemas de salud. Los siguientes análisis pueden ayudar a establecer un diagnóstico:

  • exploración física de la zona rectal
  • coprocultivo
  • enema opaco (radiografía del intestino grueso, incluido el colon y el recto)
  • análisis de sangre
  • electromiografía (EMG) (para evaluar el funcionamiento de los músculos y los nervios relacionados)
  • ecografía
  • radiografía

Tratamiento

El tratamiento de la incontinencia fecal depende de su causa. Algunas de las opciones de tratamiento incluyen las siguientes:

Régimen alimentario

Se identifican y eliminan del régimen alimentario los alimentos que producen diarrea o estreñimiento para ayudar a normalizar y regular las deposiciones. El médico también puede recomendarle que consuma más líquido y fibra.

Medicamentos

En el caso de la diarrea, pueden recetarse antidiarreicos (como loperamida, codeína o Lomotil) para espesar las heces. El médico puede recomendarle suplementos de fibra para el estreñimiento.

Reeducación del esfínter anal

Una rutina de reeducación del esfínter anal puede estimular la capacidad de defecar normalmente. Algunos aspectos de esta rutina pueden incluir lo siguiente:

  • sentarse en el inodoro con una rutina regular para defecar
  • estimular los músculos del esfínter con el dedo lubricado
  • usar supositorios para estimular las deposiciones

Ropa interior para la incontinencia

Existe la posibilidad de usar ropa interior especialmente diseñada para una mayor protección. Estas prendas están disponibles en diseños desechables y reutilizables, y algunas marcas usan una tecnología que reduce los olores al mínimo.

Ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del piso pélvico, ya que incluyen una rutina para contraer de forma repetida los músculos que normalmente se usan para ir al baño. Debe consultar al médico para aprender a hacerlos correctamente.

Biorretroalimentación

La biorretroalimentación es una técnica médica alternativa en la cual aprenderá a utilizar la mente para controlar las funciones corporales con la ayuda de sensores. Si presenta incontinencia fecal, mediante la biorretroalimentación podrá aprender cómo controlar y fortalecer los músculos del esfínter. Le colocarán los sensores en el ano y el abdomen y luego el médico le pedirá que contraiga los músculos del esfínter. Las contracciones musculares se ven como un gráfico en la pantalla de una computadora, lo cual permite observar la fuerza de los movimientos musculares. Al mirar el gráfico (la retroalimentación), aprenderá cómo mejorar el control del músculo rectal (el bio).

Intervención quirúrgica

El tratamiento quirúrgico generalmente se reserva para los casos graves de incontinencia fecal. Existen varias opciones quirúrgicas disponibles.

  • Esfinteroplastia: Se extirpa una parte defectuosa o con cicatrices del esfínter y se contrae la parte sana del músculo.
  • Trasplante del músculo recto interno: El músculo recto interno se trasplanta del muslo y se coloca alrededor de los músculos del esfínter para agregar fuerza y apoyo.
  • Esfínter artificial: El esfínter artificial es un anillo de silicona que se implanta en el ano y puede desinflarse manualmente para permitir la defecación e inflarse para cerrar el ano, lo cual evita la pérdida de heces.
  • Colostomía: Las personas que padecen incontinencia fecal grave eligen someterse a una colostomía. Durante una colostomía, el cirujano redirecciona el extremo del intestino grueso de modo que pase por la pared abdominal y luego conecta una bolsa desechable al estoma (la parte del intestino que puede verse en el exterior del abdomen). Después de completar la intervención, las heces ya no pasarán a través del ano, sino que se evacuarán desde el estoma a una bolsa desechable.

Solesta

Solesta es un gel inyectable que fue aprobado por la Food and Drug Administration [Administración de Alimentos y Medicamentos, FDA] de los Estados Unidos en 2011 para el tratamiento de la incontinencia fecal. El objetivo del tratamiento con Solesta es aumentar la cantidad de tejido rectal. Este gel se inyecta en el ano y reduce eficazmente o trata completamente la incontinencia fecal en algunos pacientes, ya que estimula el crecimiento del tejido rectal, el cual estrecha la abertura anal y ayuda a que permanezca cerrada con firmeza.

Prevención

La edad, los traumatismos anteriores y ciertas afecciones médicas pueden producir incontinencia fecal. Lamentablemente, esta afección no siempre puede prevenirse. Sin embargo, el riesgo puede reducirse si las deposiciones son regulares y se fortalecen los músculos pélvicos.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Rose Kivi and Marijane Leonard
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad