Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Incontinencia urinaria

Información general

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. En algunos casos, el resultado puede ser la pérdida total del contenido de la vejiga o apenas una filtración menor. Esta afección puede ser temporal o crónica, según la causa.

La incontinencia puede ser un síntoma de numerosos problemas médicos diferentes, desde cáncer y cálculos renales hasta un agrandamiento de la próstata. También puede ser el resultado natural del proceso de envejecimiento, ya que los músculos de la vejiga se debilitan a medida que una persona envejece.

Según la American Academy of Family Physicians [Academia Estadounidense de Médicos de Familia, AAFP], millones de estadounidenses sufren de incontinencia urinaria. Si bien la afección es más frecuente entre las mujeres y las personas mayores de 50 años de edad, cualquiera puede tener incontinencia temporal o crónica (AAFP).

Consulte al médico si presenta algún tipo de incontinencia, ya que se trata de una afección que interfiere en la vida diaria y puede ser un síntoma de una afección muy grave.

Tipos

La incontinencia urinaria se divide en tres categorías o tipos diferentes. Sin embargo, es posible que se presente una combinación de varios tipos o los tres tipos simultáneamente.

Incontinencia de esfuerzo

Este tipo de incontinencia puede producirse cuando se realizan algunos tipos de esfuerzo físico, por ejemplo, al hacer ejercicio, toser, estornudar o reírse. A raíz de la actividad, el músculo esfinteriano, que normalmente mantiene la orina en el interior de la vejiga, se debilita y deja escapar la orina.

Incontinencia imperiosa

La incontinencia imperiosa se produce cuando se siente una necesidad repentina y urgente de orinar. Poco después de sentir esta necesidad, se pierde el control de la vejiga, por lo que, a menudo, el tiempo que transcurre entre la necesidad y la pérdida de orina no es suficiente para llegar al baño.

Incontinencia por rebosamiento

Este tipo de incontinencia se produce cuando una persona orina, pero la vejiga no se vacía por completo, por lo que más tarde puede escaparse algo de orina. La incontinencia por rebosamiento también se denomina goteo posmiccional.

Causas

La incontinencia urinaria puede tener muchas causas, entre ellas, daños físicos, envejecimiento, cáncer, infecciones y trastornos neurológicos. Algunas de estas afecciones solo provocan problemas urinarios temporales y se tratan fácilmente, mientras que otras son más graves y persistentes.

Causas de la incontinencia urinaria temporal

En algunos casos, la incontinencia urinaria es temporal. A menudo, este tipo de incontinencia es causado por factores externos o relativos al estilo de vida. Consumir alcohol, bebidas con cafeína o cualquier líquido en exceso puede provocar una pérdida temporal del control de la vejiga. Algunos medicamentos -como los medicamentos para la presión arterial, los miorrelajantes, los sedantes y algunos medicamentos para el corazón- también pueden dar origen a períodos breves de incontinencia.

La incontinencia temporal también puede ser causada por algunas afecciones. El estreñimiento puede aumentar la necesidad de orinar porque las heces compactadas pueden causar una respuesta excesiva de los nervios que controlan la vejiga. Las infecciones de las vías urinarias también pueden causar episodios de incontinencia.

Envejecimiento

A medida que una persona envejece, los músculos de la vejiga se vuelven más débiles, lo que facilita la incontinencia. Los problemas en los vasos sanguíneos suelen empeorar la situación. Mientras más saludable se mantenga una persona, mejores serán las probabilidades de prevenir la incontinencia propia del proceso de envejecimiento.

Daños

Cualquier daño sufrido en los músculos del piso pélvico puede causar incontinencia, ya que estos músculos son los encargados de soportar el peso de la vejiga. En algunos casos, estos músculos pueden dañarse o debilitarse a causa de una intervención quirúrgica -generalmente una histerectomía- o durante el parto.

Agrandamiento de la próstata

En prácticamente todos los hombres, la próstata se agranda con la edad, lo que frecuentemente provoca algún grado de incontinencia.

Cáncer

El cáncer de próstata o el cáncer de vejiga, que se presenta tanto en los hombres como en las mujeres, pueden causar incontinencia. En algunos casos, la incontinencia es un efecto secundario del tratamiento contra el cáncer. La presencia de un tumor, ya sea maligno o benigno, también puede provocar incontinencia a causa de la obstrucción del flujo normal de orina. Lo mismo puede ocurrir con los cálculos en los riñones o la vejiga.

Causas menos frecuentes

En ocasiones, la prostatitis (inflamación de la próstata) y la cistitis intersticial (afección crónica de la vejiga que provoca dolor) pueden causar incontinencia.

Ayuda

Cualquier tipo de incontinencia constituye un motivo suficiente para buscar asistencia médica, ya que podría tratarse de un síntoma de una afección más grave que requiere tratamiento. Incluso si la causa subyacente no es potencialmente mortal, la incontinencia urinaria puede alterar la vida diaria de manera considerable, por lo que se recomienda analizar las opciones de tratamiento con el médico.

Debe buscarse atención médica de emergencia inmediatamente si la pérdida del control de la vejiga va acompañada de alguno de los siguientes síntomas:

  • problemas para hablar o caminar
  • debilidad u hormigueo en cualquier parte del cuerpo
  • pérdida de la vista
  • confusión
  • pérdida del conocimiento

Consulta

Durante la consulta, el médico le hará una serie de preguntas y le realizará una exploración física. Seguramente le preguntará cuánto tiempo hace que presenta la incontinencia, de qué tipo de incontinencia se trata y muchos otros detalles acerca de los síntomas físicos. También indagará sobre sus hábitos diarios, qué come y bebe habitualmente y qué medicamentos o suplementos toma.

Si el médico no logra diagnosticar la causa subyacente después de las preguntas y la exploración física, lo más probable es que solicite otras pruebas. Una prueba posible es una cistoscopía, en la cual se introduce una cámara pequeña en la vejiga para que el médico pueda observarla en mayor detalle.

Además, posiblemente deba suministrar una muestra de orina para analizarla. Es posible que el médico desee medir la cantidad de orina que usted elimina, la cantidad de orina que permanece en la vejiga y la presión existente en la vejiga. Para recabar esta información, se introduce un catéter, que es una sonda pequeña, en la uretra y se lo desplaza hasta la vejiga.

Atención en el hogar

Existen algunas medidas que pueden tomarse en el hogar para sobrellevar mejor el problema de incontinencia. El médico puede explicarle qué hacer para fortalecer los músculos del piso pélvico si esta es la causa de la incontinencia. Posiblemente deba orinar en horarios establecidos o hacer ejercicios especiales para fortalecer los músculos.

También es aconsejable organizar el hogar para manejar mejor la incontinencia. Por ejemplo, puede quitar cualquier objeto o mueble que obstaculice el trayecto hacia el baño, dejar una luz prendida para llegar al baño sin problemas en la oscuridad y usar ropa interior absorbente cuando salga de su casa para evitar accidentes.

Prevención

Si bien no todos los casos de incontinencia urinaria pueden prevenirse, hay algunas medidas que pueden tomarse para reducir el riesgo. Adopte un estilo de vida saludable: mantenga un peso saludable, no fume, haga mucha actividad física y siga un régimen alimentario adecuado. Incluya suficiente fibra en su régimen alimentario para prevenir el estreñimiento y evite los alimentos y las bebidas que puedan provocar episodios de incontinencia, como el café o el alcohol.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Mary Ellen Ellis
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad