Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Incontinencia urinaria de esfuerzo

Información general

La incontinencia urinaria de esfuerzo es una pérdida involuntaria o incontrolable de orina. Es decir, es la incapacidad para controlar la necesidad de orinar en ciertas circunstancias. Es un trastorno grave que genera vergüenza y puede desencadenar aislamiento social. Se produce generalmente cuando un movimiento físico determinado, como la risa, los estornudos, la tos, los saltos, la actividad física enérgica y el levantamiento de objetos pesados, ejerce presión sobre la vejiga y desencadena la incontinencia. Toda presión ejercida sobre el abdomen y la vejiga puede provocar una pérdida de orina.

Cabe recordar que el término esfuerzo se utiliza en el sentido más estrictamente físico en lo que a esta afección se refiere. El estrés emocional no constituye un factor de importancia en este tipo de trastorno. El término esfuerzo se refiere a un exceso de presión sobre la vejiga.

Es importante distinguir entre vejiga hiperactiva e incontinencia urinaria de esfuerzo. La primera es una afección independiente. En muchos casos, es posible que se manifiesten concomitantemente, lo cual se conoce como incontinencia mixta. El médico le realizará análisis para determinar la causa de la incontinencia.

Anatomía

La vejiga se mantiene en su posición gracias a un sistema de músculos. El esfinteriano rodea la uretra, que es el conducto que dirige la orina hacia afuera del organismo. El detrusor es el músculo de la pared vesical, que permite la expansión de la vejiga. Los músculos del piso pélvico también ayudan a mantener la vejiga y la uretra en posición.

Para retener la orina dentro de la vejiga sin pérdidas, debe ser posible contraer el músculo esfinteriano. Cuando el esfinteriano y los músculos pélvicos están débiles, es más difícil contraerlos y esto puede causar la incontinencia.

Causas

Tanto hombres como mujeres pueden tener episodios, pero, según el National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse [Centro Nacional de Intercambio de Información sobre Enfermedades Renales y Urológicas, NKUDIC], las mujeres son dos veces más propensas. (NKUDIC)

Las causas más comunes de la incontinencia urinaria de esfuerzo entre las mujeres son el embarazo y el parto (en especial, los partos vaginales múltiples). Durante el embarazo y el parto, los músculos esfinteriano y pélvicos se elongan y, por ello, se debilitan. Las infecciones crónicas de las vías urinarias también pueden ser una de las causas. Si el paciente es un adulto mayor o sufre de tos crónica por alguna afección subyacente, será más propenso a presentar incontinencia urinaria de esfuerzo. Esta afección también puede manifestarse como un efecto secundario de una cirugía pélvica, que resulta incómodo y genera vergüenza. La obesidad también puede desencadenar incontinencia.

Algunas mujeres solo tienen episodios la semana previa a su período menstrual. El NKUDIC explica que, durante esta fase del ciclo femenino, el estrógeno disminuye y eso puede debilitar la uretra. (NKUDIC) Esta causa es la menos frecuente.

En los hombres, la hipertrofia prostática benigna y las cirugías de próstata son causas comunes de incontinencia urinaria de esfuerzo. Como la próstata rodea la uretra, su extirpación puede suponer una falta de apoyo para la uretra. La inflamación de la próstata puede provocar varias dificultades urinarias, entre ellas, la incontinencia.

Si se extirpa la próstata, la uretra carece de un apoyo sólido y esa carencia puede ocasionar pérdidas involuntarias de orina. (Mayo Clinic).

Otros factores de riesgo de la incontinencia de estrés son la obesidad, el estreñimiento y la diabetes.

Síntomas

El síntoma principal es la pérdida de control del esfínter vesical durante una actividad física.

Es posible que la pérdida involuntaria sea de unas pocas gotas o un chorro mayor, que puede presentarse al hacer actividad física, mantener relaciones sexuales, toser o estornudar. A veces, incluso al estar sentado o recostado y ponerse de pie, puede ejercerse presión en la vejiga y ocasionar una pérdida.

La incontinencia urinaria de esfuerzo se manifiesta de modo diferente según cada persona. Es posible que los síntomas no se presenten todas las veces que se hace alguna actividad que implique esfuerzo y las actividades que para una persona suponen una pérdida de orina pueden no desencadenar lo mismo en otra.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa subyacente del problema. Por lo general, el médico ayudará a controlar este trastorno con una combinación de medicamentos y ajustes en el estilo de vida.

Terapia conductual

Implica un cambio en el modo de vida para reducir los episodios de incontinencia. Si usted es obeso, el médico le aconsejará adelgazar. Quizá también deba evitar las actividades como saltar o correr para limitar las pérdidas.

Si fuma, debe dejar de hacerlo porque la nicotina puede irritar la vejiga y empeorar el problema. También debe evitar la cafeína y el alcohol, dado que son agentes que irritan la vejiga. Es posible que también deba limitar la ingesta de líquidos para así reducir la presión sobre la vejiga. La tos constante que padecen los fumadores también empeora la incontinencia urinaria de esfuerzo.

Entrenamiento de los músculos pélvicos

Para muchas mujeres, el entrenamiento de los músculos pélvicos (ejercicios de los músculos del piso pélvico) puede ayudar a aliviar este tipo de trastorno. Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos esfinteriano y pélvicos. Mientras orina, debe contraer los músculos que utiliza para detener el chorro de orina.

Puede hacer estos ejercicios sentada en el inodoro para identificar qué músculos debe contraer. Una vez que haya dominado el ejercicio, puede practicarlo en cualquier momento y lugar.

Si tiene problemas para aprender a realizar los ejercicios de Kegel, comuníqueselo al médico. Según los National Institutes of Health [Institutos Nacionales de la Salud, NIH], es posible que su caso sea apto para terapia de biorretroalimentación. (NIH)

Esta terapia consiste en el uso de instrumentos que ayudan a reconocer los estímulos que desencadenan ciertas respuestas en el cuerpo para así poder modificarlas. En el tratamiento de la incontinencia urinaria, los instrumentos miden la contracción de los músculos vesicales.

La estimulación eléctrica es un tratamiento que envía un voltaje leve a los músculos del piso pélvico, lo cual provoca una contracción muscular, al igual que lo haría el ejercicio de Kegel. Probablemente logre contraer los músculos sin ayuda una vez que haya adquirido consciencia de qué músculo exacto se contrae.

Medicamentos

Existen varios medicamentos muy eficaces para el tratamiento de pacientes con incontinencia urinaria de esfuerzo. Los NIH indican que la imipramina, un antidepresivo, puede ser eficaz para el tratamiento. (NIH) Los anticolinérgicos calman las contracciones de la vejiga que pueden desencadenar este tipo de incontinencia.

Intervención quirúrgica

Si presenta un caso grave de incontinencia urinaria de esfuerzo, al punto que afecta su vida cotidiana, es posible que el médico le recomiende someterse a una cirugía. Existen varios tipos de intervenciones quirúrgicas, entre ellos, las reparaciones vaginales y otros procedimientos que apuntan a levantar la vejiga y la uretra. Estas intervenciones quirúrgicas se perfeccionan permanentemente y el cirujano especializado podrá explicarle claramente las opciones disponibles.

Durante la cirugía, el médico intentará brindarle más soporte a la uretra y la vejiga. Puede realizarse una intervención en la que se coloca una cinta hecha de tejido propio para crear una estructura de soporte para la uretra. Mayo Clinic establece que las cintas se usan más en las mujeres. (Mayo Clinic).

El urólogo (médico especializado en las vías urinarias) también puede optar por inyectarle colágeno directamente en el tejido conjuntivo que sostiene la uretra. El colágeno fortalece el músculo esfinteriano ya que aumenta la presión sobre la uretra. La inyección de colágeno es la intervención quirúrgica menos invasiva para el tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo.

Este tipo de incontinencia puede tratarse, por lo cual no es necesario sufrir en silencio sus consecuencias vergonzosas.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Erica Roth
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad