Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Infecciones en las glándulas salivales

Información general

Una infección en las glándulas salivales se produce cuando una infección bacteriana o vírica afecta la glándula o el conducto salivales. Puede ser el resultado de una reducción en el volumen de saliva o de la obstrucción o la inflamación de un conducto salival. Esta afección se denomina sialadenitis.

La saliva es responsable de enjuagar la boca de manera casi constante. Interviene en la digestión, descompone los alimentos y contribuye a mantener la boca limpia ya que arrastra bacterias y partículas de alimentos. También controla la cantidad de bacterias beneficiosas y perjudiciales en la boca.

Cuando la saliva no se desplaza libremente por la boca, la cantidad de bacterias y alimentos que permanecen allí aumenta, lo que puede ocasionar una infección.

Cada ser humano tiene tres pares de glándulas salivales grandes (principales) ubicadas a ambos lados del rostro. Las glándulas parótidas, que son las más grandes, se encuentran en el interior de las mejillas, apoyadas sobre el maxilar inferior y por delante de los oídos. Una infección en una o más de estas glándulas se denomina parotiditis.

Las glándulas submandibulares se encuentran a cada lado del maxilar, por debajo de la mandíbula. Las glándulas sublinguales se encuentran en la base de la boca, por debajo de la lengua. Además de las glándulas principales, cientos de glándulas salivales pequeñas (menores) depositan saliva proveniente de conductos ubicados en diferentes partes de la boca.

Causas

Habitualmente, la infección en las glándulas salivales es el resultado de una infección bacteriana. La bacteria Staphylococcus aureus es la más frecuente. Entre las demás bacterias responsables de estas infecciones, se incluyen las siguientes: Streptococcus viridans, Haemophilus influenzae, Streptococcus pyogenes y Escherichia coli.

Estas infecciones son producto de la reducción en la producción de saliva. Esta reducción generalmente se produce porque el conducto de las glándulas salivales se obstruye o se inflama. Los virus y otras afecciones médicas también pueden reducir la producción de saliva. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • paperas (una infección vírica contagiosa que es más frecuente en niños que no han sido vacunados)
  • VIH
  • influenza de tipo A y virus paragripales de tipos I y II
  • herpes
  • concreción salival (minerales cristalizados que se forman en los conductos salivales)
  • obstrucción mucosa en un conducto salival
  • tumor
  • síndrome de Sjogren (una afección autoinmunitaria que provoca sequedad en la boca)
  • sarcoidosis (una afección caracterizada por áreas inflamadas en diferentes partes del cuerpo)
  • deshidratación o desnutrición
  • radioterapia contra el cáncer de cabeza y cuello
  • mala higiene bucal

Riesgos

Los siguientes factores pueden aumentar las probabilidades de contraer una infección en las glándulas salivales:

  • tener más de 65 años de edad
  • tener una mala higiene bucal
  • no haber recibido la vacuna contra las paperas

Las siguientes afecciones crónicas también pueden aumentar el riesgo de contraer una infección:

  • VIH positivo o SIDA
  • síndrome de Sjogren
  • diabetes
  • desnutrición
  • alcoholismo
  • bulimia
  • xerostomía: síndrome de la boca seca

Síntomas

Los síntomas que indican una infección en las glándulas salivales también señalan otras afecciones. En la lista que sigue a continuación, se detallan síntomas que podrían indicar una infección en las glándulas salivales. Consulte al médico para recibir un diagnóstico preciso si se presentan los siguientes síntomas:

  • sabor anormal o desagradable en la boca de manera constante
  • incapacidad para abrir la boca por completo
  • molestias o dolor al abrir la boca o comer
  • pus en la boca
  • boca seca
  • dolor en la boca
  • dolor en el rostro
  • enrojecimiento o inflamación por encima del maxilar inferior, por delante de los oídos, debajo de la mandíbula o en la base de la boca
  • inflamación en el rostro o el cuello
  • signos de infección, como fiebre o escalofríos

Consulte al médico de inmediato si presenta una infección en las glándulas salivales y tiene fiebre, dificultad para respirar o para tragar o síntomas que empeoran. Es posible que deba recibir tratamiento de emergencia.

Complicaciones

Si bien una infección en las glándulas salivales puede conllevar complicaciones, estas son poco frecuentes. Cuando no se trata la infección, la acumulación de pus puede dar lugar a la formación de un absceso en la glándula salival.

A raíz de una infección en las glándulas salivales causada por un tumor benigno, las glándulas pueden agrandarse. Los tumores malignos (cancerosos) pueden crecer rápidamente y provocar pérdida de movimiento en el lado del rostro afectado, la cual puede afectar la totalidad o parte del área.

En casos de parotiditis recurrente, una inflamación grave del cuello puede causar la destrucción de las glándulas afectadas.

Las complicaciones también pueden aparecer si la infección bacteriana inicial se propaga desde la glándula salival a otras partes del organismo. Entre las complicaciones, se incluyen la celulitis (una infección bacteriana de la piel) o la angina de Ludwig (una forma de celulitis que afecta la base de la boca).

Diagnóstico

El médico puede determinar si usted presenta una infección en las glándulas salivales mediante una exploración visual. La presencia de pus o el dolor en la glándula afectada pueden indicar una infección bacteriana.

Si el médico considera que usted podría tener una infección en las glándulas salivales, posiblemente solicite otras pruebas para confirmar el diagnóstico y determinar la causa subyacente. Las siguientes pruebas de diagnóstico por imágenes pueden usarse para analizar en mayor detalle la infección en las glándulas salivales causada por un absceso, una concreción salival o un tumor:

  • ecografía
  • resonancia magnética (RM)
  • tomografía computarizada (TC)

Además, el médico podría realizar una biopsia de las glándulas y conductos salivales afectados para detectar virus o bacterias en la muestra de tejido o líquido.

Tratamiento

El tratamiento dependerá de la gravedad de la infección, la causa subyacente y cualquier otro síntoma que pueda tener, como inflamación o dolor.

Pueden usarse antibióticos para tratar infecciones bacterianas, pus y fiebre o puede realizarse una aspiración con aguja fina para drenar un absceso.

Entre los tratamientos en el hogar, se incluyen los siguientes:

  • beber de ocho a 10 vasos de agua con limón por día para estimular la producción de saliva y mantener las glándulas limpias
  • masajear la glándula afectada
  • aplicar compresas tibias en la glándula afectada
  • enjuagarse la boca con agua salada tibia
  • chupar limones agrios o caramelos de limón sin azúcar para estimular la circulación de la saliva y reducir la inflamación

La mayoría de las infecciones en las glándulas salivales no requieren intervención quirúrgica. Sin embargo, puede ser necesaria en casos de infección crónica o recurrente. Pese a ser poco frecuente, el tratamiento quirúrgico puede incluir la extirpación de la totalidad o parte de la glándula salival parótida o la extirpación de la glándula salival submandibular.

Prevención

La mayoría de las infecciones en las glándulas salivales no pueden prevenirse. La mejor manera de reducir el riesgo de contraer una infección es beber mucho líquido y mantener una buena higiene bucal. Esto incluye cepillarse los dientes y usar hilo dental dos veces al día.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Anna Giorgi
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad