Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Insuficiencia cardíaca aguda

Información general

La insuficiencia cardíaca se produce cuando el corazón no logra bombear suficiente sangre para satisfacer la demanda del organismo. La insuficiencia cardíaca puede ser crónica, lo cual significa que se produce de forma paulatina a lo largo del tiempo, o bien puede ser aguda, es decir que se produce de repente. Cada año, se producen aproximadamente 15 millones de nuevos casos de insuficiencia cardíaca en todo el mundo. En los Estados Unidos, la insuficiencia cardíaca es la principal causa de hospitalización en las personas mayores de 65 años. (Klabunde, 2011 )

Tipos

La insuficiencia cardíaca puede ser causada por una gran cantidad de problemas diversos. La insuficiencia puede comenzar del lado izquierdo o derecho del corazón, o ambos lados pueden dejar de funcionar correctamente al mismo tiempo. Las cámaras en las que se bombea la sangre se llaman ventrículos. Los ventrículos pueden endurecerse y dejar de llenarse correctamente. Si el músculo cardíaco es demasiado débil, los ventrículos pueden estirarse y dejar de funcionar de forma eficiente.

Existen distintos tipos de insuficiencia cardíaca:

Insuficiencia cardíaca izquierda: es el tipo más frecuente de insuficiencia cardíaca. La persona afectada puede experimentar falta de aire debido a la acumulación de líquido en los pulmones. Hay dos tipos de insuficiencia cardíaca izquierda:

  • Insuficiencia cardíaca sistólica: este problema de bombeo evita que el ventrículo izquierdo bombee sangre correctamente y, en la mayoría de los casos, se asocia con la insuficiencia cardíaca aguda.
  • Insuficiencia cardíaca diastólica: se produce cuando el ventrículo izquierdo no logra llenarse correctamente de sangre.

Insuficiencia cardíaca derecha: generalmente se produce de forma simultánea con la insuficiencia cardíaca izquierda. Cuando el ventrículo izquierdo falla, se produce un aumento en la presión y el consiguiente daño en el lado derecho del corazón. El lado derecho del corazón no puede bombear sangre de forma eficaz, lo que provoca una acumulación de líquido en las venas, lo cual, a su vez, puede generar inflamación en las piernas y los pies.

Causas

Hay muchas afecciones que debilitan o dañan el corazón con el transcurso del tiempo y pueden provocar una insuficiencia cardíaca crónica. Algunas son el resultado de factores internos, tales como una enfermedad o un defecto congénito. Otras provienen de factores externos, tales como una mala alimentación y la falta de ejercicio. Las afecciones que producen insuficiencia cardíaca crónica incluyen presión arterial elevada, diabetes, válvulas cardíacas deficientes, enfermedad de las arterias coronarias, defectos cardíacos heredados, y daño o inflamación en el corazón. Con el tiempo, el corazón se adapta a todas estas afecciones, hasta que ya no puede hacerlo más y falla.

La insuficiencia cardíaca y las enfermedades cardiovasculares en general también pueden tener un origen genético. Si alguno de sus padres tiene antecedentes de insuficiencia cardíaca, usted tendrá un riesgo más elevado, especialmente si ellos experimentaron síntomas antes de los 50 años, lo cual indica que la insuficiencia cardíaca se debió a causas genéticas y no solamente a elecciones relacionadas con su estilo de vida (mala alimentación y sedentarismo, seguidos de presión arterial elevada, arterias tapadas, etc.).

Algunas veces, una de estas afecciones crónicas trae aparejado un episodio agudo. Otras veces, la persona parece estar sana, pero luego se produce un episodio cardíaco repentino que produce la insuficiencia. Las causas de la insuficiencia cardíaca aguda incluyen:

  • infecciones;
  • reacciones alérgicas;
  • presencia de coágulos en los pulmones;
  • virus que afectan el corazón;
  • cirugía de baipás cardiopulmonar;
  • arritmia grave;
  • ataque cardíaco.

Si bien un solo factor de riesgo puede ser suficiente para desencadenar una insuficiencia cardíaca, la combinación de factores de riesgo puede aumentar las posibilidades de padecer esta afección. Entre los factores de riesgo, se incluyen:

  • enfermedad de las arterias coronarias o estrechamiento de las arterias;
  • presión arterial elevada;
  • diabetes;
  • ataque cardíaco;
  • arritmia;
  • algunos medicamentos, especialmente los indicados para el tratamiento de la diabetes;
  • apnea del sueño, problemas para respirar mientras duerme;
  • defectos cardíacos;
  • consumo excesivo de alcohol u otras drogas tóxicas;
  • infección viral;
  • problemas renales.

Síntomas

La insuficiencia cardíaca crónica y la aguda comparten varios síntomas. Sin embargo, en el caso de la insuficiencia cardíaca aguda, estos síntomas pueden ser mucho más notorios. Las piernas y el abdomen pueden hincharse de forma repentina, y usted puede aumentar de peso rápidamente debido a la retención de líquidos. Puede sentir náuseas o falta de apetito. Otros síntomas de la insuficiencia cardíaca, tanto aguda como crónica, incluyen:

  • falta de aire (síntoma más frecuente: lo experimentan casi todas las personas que padecen insuficiencia cardíaca aguda);
  • debilidad;
  • fatiga;
  • arritmia o taquicardia;
  • tos y sibilancias;
  • esputo con flema de color rosa;
  • disminución en la capacidad de concentración.

Si usted sufre un ataque cardíaco, es posible que también experimente dolor en el pecho.

Las personas mayores pueden presentar varias afecciones médicas, por lo que suele ser difícil diferenciar los síntomas propios de un problema cardíaco de aquellos provocados por otras afecciones. Si usted presenta alguno de estos síntomas y no está seguro de qué sucede, acuda a la sala de emergencia para recibir tratamiento médico. Según ScienceDaily, las personas hospitalizadas por insuficiencia cardíaca aguda dejaron pasar, en promedio, 13,3 horas entre el momento en que sintieron los síntomas y el momento en que recibieron tratamiento (ScienceDaily, 2009). Cuanto más rápido se identifiquen los síntomas y se busque atención médica, mejor será el pronóstico.

Diagnóstico

Lo primero que hará su médico será realizarle una exploración física y completar sus antecedentes médicos. Le escuchará el corazón y los pulmones con un estetoscopio para detectar cualquier congestión o anomalía en el ritmo cardíaco. Es posible que su médico lo revise para controlar que no haya acumulación de líquido en el abdomen, las piernas y las venas del cuello.

Además, puede que solicite alguna combinación de los siguientes análisis:

Radiografía de tórax

Esta prueba de diagnóstico por imágenes le permite a su médico examinar el corazón y los pulmones en mayor profundidad.

Análisis de sangre

El laboratorio puede analizar la función tiroidea y renal mediante un análisis de sangre. También puede analizarse una muestra de sangre para verificar los niveles de determinadas sustancias, tales como los electrolitos y las proteínas, cuyos niveles anormales pueden indicar una distensión renal o hepática que a menudo es consecuencia de la insuficiencia cardíaca.

Prueba de esfuerzo

Este tipo de prueba mide la actividad cardíaca durante el ejercicio físico. Su médico puede pedirle que camine en una cinta o que pedalee en una bicicleta fija para evaluar cómo responde el corazón al esfuerzo. La prueba de esfuerzo también puede realizarse tomando un fármaco que acelera el corazón como si estuviera realizando actividad física. La prueba de esfuerzo nuclear monitorea el corazón tanto durante la actividad física como en estado de reposo. Esta prueba también utiliza un medio de contraste inyectable para evaluar el flujo sanguíneo dentro del corazón.

Electrocardiograma

Para el electrocardiograma, el médico le coloca electrodos en la piel y luego registra la actividad eléctrica del corazón.

Ecocardiograma

Esta prueba emplea ondas sonoras para generar una imagen del corazón. Esto le permite al médico observar la cantidad de sangre que bombea el corazón.

Angiografía

El médico le introduce un catéter (una sonda fina) en la ingle o en el brazo. Se guía el catéter a través de los vasos sanguíneos hasta llegar a las arterias coronarias. Después de inyectar un medio de contraste a través del catéter, el médico puede observar una imagen de las arterias.

TC o RM

Tanto la tomografía computarizada (TC) como la resonancia magnética (RM) del corazón ayudan a diagnosticar problemas cardíacos al mostrarle al médico imágenes de los órganos. Para ambas pruebas, es necesario que usted permanezca recostado en el interior del aparato mientras se le toma una serie de imágenes radiográficas.

Si se le diagnostica insuficiencia cardíaca, su médico podrá clasificar la gravedad de la afección con una de las diferentes escalas disponibles. Según Mayo Clinic, la New York Heart Association [Asociación Cardíaca de Nueva York] desarrolló una escala de uno a cuatro en la que uno corresponde a la insuficiencia más leve y cuatro, a la más grave. La escala del American College of Cardiology [Colegio Estadounidense de Cardiología] utiliza las letras A a D: una clasificación A significa que la persona presenta determinados factores de riesgo de insuficiencia cardíaca, mientras que una clasificación D indica una insuficiencia cardíaca en etapa terminal. ( Mayo Clinic, 2011 )

Tratamiento

Las principales formas de tratamiento de la insuficiencia cardíaca son los medicamentos, la cirugía, la colocación de dispositivos médicos y los cambios en el estilo de vida.

Medicamentos

En muchos casos, se necesita una combinación de al menos dos medicamentos para tratar los problemas cardíacos. Algunos de estos medicamentos incluyen:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ECA): este tipo de fármaco produce una dilatación de los vasos sanguíneos, lo cual disminuye la presión arterial y aumenta el flujo sanguíneo. De esta manera, se facilita el trabajo del corazón.
  • Antagonistas de los receptores de angiotensina II: estos fármacos son similares a los inhibidores de la ECA, pero algunas personas experimentan menos efectos secundarios con este tipo de medicamento.
  • Bloqueadores de células beta: estos fármacos disminuyen la presión arterial y la frecuencia cardíaca y ayudan a normalizar el ritmo del corazón.
  • Digitálicos: estos fármacos fortalecen las contracciones del corazón y hacen que lata de forma más lenta.
  • Diuréticos: también conocidos como píldoras contra la retención de líquidos, estos medicamentos evitan la acumulación de líquido en el organismo.
  • Antagonistas de la aldosterona: son un tipo de diurético que puede prolongar la vida de las personas que padecen insuficiencia cardíaca grave.

Es posible que también necesite tomar medicamentos para disminuir su nivel de colesterol o tratar el dolor que siente en el pecho. Es posible que su médico le recete anticoagulantes para evitar la formación de coágulos.

Hospitalización, cirugía y dispositivos médicos

Las personas que padecen insuficiencia cardíaca aguda requieren hospitalización. A menudo, necesitan recibir oxígeno mientras permanecen en el hospital y posiblemente también lo necesiten a largo plazo.

La cirugía es otra de las formas más utilizadas para el tratamiento de la insuficiencia cardíaca. Entre los tipos de cirugía cardíaca más frecuente se incluyen:

  • Reemplazo o reparación de válvulas cardíacas: si el corazón deja de funcionar correctamente debido a una deficiencia en una válvula cardíaca, el médico puede optar por reparar o reemplazar la válvula dañada. Hay muchas formas de hacerlo, ya sea mediante la reparación de la válvula o mediante la colocación de una válvula artificial.
  • Cirugía de baipás coronario: en esta cirugía, el cirujano extirpa un vaso sanguíneo de otra parte del cuerpo y lo utiliza para crear una nueva vía para reemplazar una arteria obstruida.
  • Desfibriladores-cardioversores implantables (DCI): los DCI se colocan debajo de la piel, al igual que los marcapasos. Los cables pasan a través de las venas para monitorear el ritmo cardíaco. Si el ritmo presenta una desviación riesgosa, el DCI aplica una descarga eléctrica para intentar normalizarlo.
  • Bombas cardíacas: estos dispositivos mecánicos pueden utilizarse para mantener con vida a las personas mientras esperan el corazón de un donante. Algunas veces se utilizan como alternativa a un trasplante. Este dispositivo puede prolongar la vida de las personas que no están en condiciones de someterse a una cirugía de trasplante.
  • Terapia de resincronización cardíaca: también llamado marcapasos biventricular, este dispositivo ayuda a los ventrículos a bombear sangre de forma más eficiente mediante la transmisión de impulsos eléctricos.
  • Trasplante de corazón: si la afección es tan grave que deben descartarse las otras alternativas, algunas personas pueden recibir trasplantes de corazón. Sin embargo, la demanda de donación de corazones supera ampliamente la oferta.

Cambios en el estilo de vida

Modificar determinadas conductas también puede disminuir los factores de riesgo, o los síntomas, de la insuficiencia cardíaca.

  • Si usted fuma, consulte a su médico a fin de obtener ayuda para abandonar el hábito. El tabaquismo acelera el ritmo cardíaco, disminuye la cantidad de oxígeno en la sangre y eleva la presión arterial. Si fuma, no se lo tendrá en cuenta para un trasplante de corazón.
  • Los pacientes cardíacos deben pesarse todos los días. Si aumenta alrededor de un kilo y medio por día, es posible que esté reteniendo líquidos y posiblemente deba modificar su plan de tratamiento.
  • Si tiene sobrepeso, consulte a un nutricionista para bajar de peso. Así sean unos pocos kilos, todo ayuda.
  • Reduzca su consumo de sal. El sodio aumenta la retención de líquidos, lo que supone una mayor exigencia para el corazón.
  • Limite la cantidad de colesterol y grasas en su alimentación. Los niveles elevados de grasa aumentan su riesgo de sufrir una enfermedad de las arterias coronarias, una de las principales causas de insuficiencia cardíaca.
  • Limite la ingesta de líquidos, especialmente de alcohol. Muchos medicamentos para el corazón interactúan de forma negativa con el alcohol.
  • Consulte a su médico acerca del ejercicio. La actividad aeróbica fortalece el corazón. Quizás sea apto para participar en un programa de rehabilitación cardíaca.
  • Disminuya su nivel de estrés. El ejercicio, la meditación y el descanso oportuno son buenas formas de controlar el estrés.

Prevención

Si bien algunos factores de riesgo de la insuficiencia cardíaca, tales como la predisposición genética o las enfermedades crónicas, no pueden evitarse, la clave para prevenir esta afección es disminuir los factores de riesgo que sí puede controlar. Determinados cambios en su estilo de vida pueden ayudarlo a disminuir o prevenir afecciones que producen insuficiencia cardíaca, tales como la presión arterial elevada o el colesterol alto. Entre ellos, se incluyen:

  • mantener un peso saludable;
  • ejercitarse en forma periódica (consulte a su médico acerca del tipo de ejercicio más adecuado para usted);
  • mantener un régimen alimentario equilibrado y saludable;
  • dejar de fumar;
  • encontrar formas de controlar el estrés;
  • controlar afecciones preexistentes, especialmente las cardíacas. Realícese controles periódicos y tome los medicamentos siguiendo las indicaciones al pie de la letra.

A largo plazo

Su pronóstico dependerá de su salud en general, de la causa de la afección y del grado de insuficiencia cardíaca que usted padezca. Muchas personas se sienten bien durante años mientras toman medicamentos para el corazón o viven con dispositivos médicos implantados.

Sin embargo, su pronóstico puede complicarse si, como consecuencia de la insuficiencia cardíaca, se produce un daño renal o hepático o problemas en las válvulas cardíacas. La formación de coágulos sanguíneos también es una complicación frecuente de la insuficiencia cardíaca.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Teresa Bergen
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad