Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Intoxicación con acetona

Información general

La intoxicación con acetona se produce cuando la cantidad de acetona presente en el organismo es mayor que la que el hígado es capaz de descomponer. La acetona es un líquido transparente que tiene un olor similar al del quitaesmalte. En contacto con el aire, se evapora rápidamente y continúa siendo muy inflamable, por lo que es peligroso usarla cerca de una llama abierta. Existen cientos de productos para el hogar que contienen acetona, incluidos los lustramuebles, el alcohol isopropílico y los quitaesmaltes. Sin embargo, pese a su presencia en tantos productos de uso habitual, la incidencia de la intoxicación con acetona es muy baja. El organismo puede tolerar hasta 200 ml sin sufrir consecuencias graves debido a que el hígado es capaz de absorber la acetona y descomponerla en sustancias químicas que pueden aprovecharse. La fuente de la acetona no siempre es externa. El organismo produce acetona cuando descompone las grasas, por lo que la cantidad de acetona aumenta cuando el régimen alimentario contiene niveles bajos de grasas. La intoxicación con acetona puede ser causada por enfermedades metabólicas, inanición o exposición excesiva a determinadas sustancias químicas. Entre los síntomas de la intoxicación con acetona, se incluyen cefaleas, mareos y, en casos poco frecuentes, la muerte. Si la persona ingiere acetona, puede utilizarse la aspiración gástrica como tratamiento. En otros casos, el tratamiento de ventilación por vía oral permite eliminar la acetona de la sangre a través de los pulmones.

Síntomas

La intoxicación con acetona es poco frecuente. El organismo es capaz de descomponer cantidades grandes de acetona de manera natural. Por ende, para que la exposición sea excesiva, es necesario que se produzcan, se ingieran o se inhalen cantidades muy grandes de acetona. Entre los síntomas de una intoxicación leve, se incluyen los siguientes:

  • cefaleas
  • dificultad en el habla
  • estado de letargo

Entre los síntomas graves, que son muy poco frecuentes, se incluyen los siguientes:

  • estado de coma
  • estupor profundo
  • muerte

Causas

Todos los días, el organismo descompone las grasas en moléculas orgánicas llamadas cuerpos cetónicos. Los cuerpos cetónicos contienen acetona y circulan por el torrente sanguíneo hasta llegar al hígado, donde son degradados. La intoxicación con acetona puede producirse cuando existe una cantidad anormalmente elevada de cuerpos cetónicos, una afección conocida como cetoacidosis. Las enfermedades metabólicas, como la diabetes mellitus (de tipo 1 y 2), pueden causar cetoacidosis. En casos de inanición extrema, las reservas de carbohidratos se agotan y el organismo comienza a descomponer las grasas acumuladas en cuerpos cetónicos. Como el hígado no puede compensar esta cantidad excesiva de cuerpos cetónicos, la cantidad de cuerpos cetónicos en la sangre aumenta a niveles peligrosamente elevados. La intoxicación con acetona puede tener otras causas, incluidas las siguientes:

  • ingestión excesiva de alcohol isopropílico
  • exposición excesiva a determinados tipos de pintura en espacios cerrados
  • ingestión de quitaesmalte

Diagnóstico

Los pacientes que sufren una intoxicación con acetona presentan un síntoma característico fuera de lo común que facilita el diagnóstico: un aliento frutal producido por la cantidad elevada de cuerpos cetónicos en la sangre. Los análisis de sangre para detectar la presencia de acetona no son demasiado eficaces debido a la cantidad de acetona que se encuentra en el organismo de manera natural. Para efectuar el diagnóstico, los médicos buscan identificar niveles elevados de acetona y cuerpos cetónicos además de síntomas físicos. Entre las pruebas que permiten diagnosticar la intoxicación, se incluyen las siguientes:

  • análisis de orina para detectar la presencia de cuerpos cetónicos (en circunstancias normales, la orina no contiene estos compuestos químicos)
  • análisis de sangre para verificar los niveles de cuerpos cetónicos en la sangre
  • examen toxicológico para detectar qué sustancias químicas tóxicas se encuentran en el organismo

Tratamiento

Los pacientes que presentan una intoxicación con acetona suelen tener un aliento frutal. Esto se debe a que una de las maneras en las cuales el organismo elimina la acetona es por medio de la respiración. Una forma de tratamiento es el aporte de oxígeno. El cociente de concentración de la acetona en la sangre con respecto a la acetona en los alvéolos (sacos alveolares) de los pulmones es de 330. Esto significa que es necesario exhalar 330 litros de aire y reponerlos con aire limpio para eliminar la acetona presente en un litro de sangre (Ramu et ál., 1978). (En promedio, el organismo de una persona adulta contiene de cinco a seis litros de sangre). Si bien se trata de un método eficaz de eliminar la acetona de la sangre, la recuperación puede demorar días o semanas si la eliminación tiene lugar a través de los pulmones.

Si la persona ha ingerido grandes cantidades de acetona, no debe inducirse el vómito, ya que la acetona es nociva para la piel de la boca y la membrana que recubre el esófago. El tratamiento más frecuente es una aspiración gástrica. Para aspirar el contenido del estómago, el médico introduce una sonda que desciende por la garganta hasta llegar al estómago. Luego, se inyectan cantidades pequeñas de agua o solución salina en el estómago y se procede a su aspiración.

El proceso se repite hasta eliminar la totalidad de la acetona. Uno de los riesgos del procedimiento de aspiración gástrica es la neumonía por aspiración, una afección causada por la inyección involuntaria de agua en los pulmones, en lugar del estómago. Cuando los pulmones se llenan de líquido, el paciente puede sufrir ahogamiento.

Prevención

Si usted padece un trastorno metabólico, como la diabetes, siga las indicaciones del médico en relación con el régimen alimentario, los medicamentos y el estilo de vida. Si percibe cambios en los síntomas, consulte al médico para averiguar si es necesario realizar ajustes en el régimen alimentario, a fin de mantener bajo control las fuentes internas de acetona.

La acetona proveniente de fuentes externas puede ingresar en el organismo de cuatro maneras diferentes:

  • respiración: inhalación de acetona presente en productos como quitaesmaltes o diluyente para pinturas
  • contacto con los ojos: salpicaduras de acetona en los ojos
  • contacto con la piel: derramar acetona sobre la piel
  • ingestión: ingerir acetona, ya sea involuntaria o deliberadamente

Para prevenir la exposición a la acetona, lo único que debe hacer es tomar las siguientes precauciones sencillas:

  • mantenga los espacios bien ventilados al usar productos que contengan acetona
  • utilice un barbijo en lugares con poca ventilación
  • use anteojos de protección para impedir el contacto de la acetona con los ojos
  • mantenga las botellas que contengan acetona alejadas de los niños
  • mantenga la acetona alejada de las llamas

Efectos

En cantidades pequeñas, la acetona no es nociva. Sin embargo, si se inhalan grandes cantidades en poco tiempo, pueden irritarse la nariz, la garganta, los pulmones y los ojos y presentarse cefaleas, mareos, confusión, pulso acelerado, náuseas, vómitos, pérdida del conocimiento y un posible estado de coma. La ingestión de cantidades grandes de acetona puede dañar la piel de la boca y provocar la pérdida del conocimiento. Se ha demostrado que la exposición prolongada en animales provoca daños en los riñones, el hígado y los nervios. Sin embargo, se desconoce si los efectos son similares en los seres humanos. Por el momento, no se sabe si la acetona puede causar cáncer.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Lydia Krause
Published on: Jul 09, 2012
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad