Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Laparoscopía pélvica

Información general

La laparoscopía pélvica es un procedimiento que permite examinar los órganos reproductivos. Para realizarla, el médico utiliza un instrumento denominado laparoscopio, que es un tubo largo y delgado que emite una luz de gran intensidad y tiene una cámara de alta resolución.

El médico realiza una incisión en la pared abdominal e inserta el laparoscopio, cuya cámara transmite imágenes que se proyectan en un monitor de video y le permiten al profesional examinar los órganos reproductivos sin necesidad de hacer una cirugía abierta. La laparoscopía pélvica también puede realizarse para obtener una biopsia y tratar algunas afecciones pélvicas.

Se considera una intervención mínimamente lesiva debido a que solo se realizan incisiones pequeñas. Las pacientes se recuperan de manera más rápida, pierden menos sangre y sienten menos dolor después de la intervención en comparación con una cirugía abierta.

Esta intervención recibe también las siguientes denominaciones:

  • cirugía de curitas
  • celioscopía
  • laparoscopía exploratoria
  • laparoscopía ginecológica
  • pelviscopía

Diagnóstico

Los médicos emplean muchas pruebas de diagnóstico por imágenes para observar anomalías pélvicas. Entre estas pruebas, se incluyen la ecografía, la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (RM). Es posible que el médico solicite una laparoscopía pélvica después de haber aplicado otras técnicas no lesivas. Con este estudio, quizás se puedan obtener más detalles si la información recopilada mediante las otras pruebas no ofreció un diagnóstico definido.

El médico puede usar la laparoscopía pélvica para investigar y tratar afecciones en el útero, los ovarios, las trompas de Falopio y otros órganos en el área pélvica. Quizás recomiende una laparoscopía pélvica para los siguientes fines:

  • determinar la causa del dolor pélvico
  • examinar una anomalía (como una protuberancia de tejido, un quiste ovárico o un tumor), que posiblemente se detectó mediante otra prueba de diagnóstico por imágenes
  • confirmar la presencia de endometriosis (una afección que se caracteriza por el crecimiento de las células del revestimiento del útero fuera de la cavidad uterina)
  • diagnosticar una enfermedad pélvica inflamatoria
  • examinar las trompas de Falopio para ver si están obstruidas o si hay un embarazo ectópico
  • investigar afecciones que podrían provocar esterilidad
  • observar el avance de un cáncer ovárico, de endometrio o de cuello uterino

Durante una laparoscopía pélvica, el médico puede extraer una biopsia del tejido anormal. También puede emplear el procedimiento para diagnosticar y tratar afecciones específicas.

Con el monitor de video como guía, el médico puede hacer lo siguiente:

  • obtener una muestra de tejido para biopsia
  • eliminar tejido cicatricial o anormal debido a una endometriosis
  • reparar daños en el útero
  • reparar daños en los ovarios o las trompas de Falopio
  • extirpar un embarazo ectópico
  • realizar una apendicectomía
  • realizar una histerectomía (extirpación del útero)
  • realizar una ligadura de trompas (esterilización de las trompas de Falopio)
  • extirpar ganglios linfáticos afectados por diversos tipos de cáncer pélvico

Preparación

Generalmente, la preparación para una laparoscopía pélvica es similar a la de cualquier otra intervención quirúrgica.

Por ejemplo, es muy importante que le informe al médico acerca de cualquier medicamento recetado o de venta libre que esté tomando. El médico le indicará cómo tomar estos medicamentos antes y durante la intervención.

Debido a que existen medicamentos que podrían afectar los resultados de la laparoscopía, el médico quizás le dé instrucciones especiales si usted toma alguno de los siguientes:

  • anticoagulantes (fluidificantes sanguíneos)
  • medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE), como aspirina e ibuprofeno
  • medicamentos que afecten la coagulación de la sangre
  • suplementos nutricionales o a base de hierbas

Infórmele al médico si está embarazada o cree estarlo para garantizar que el feto no sufra daños durante la intervención.

Antes de la cirugía, es posible que el médico solicite una nueva prueba de diagnóstico por imágenes, como una ecografía, una TC o una RM. Los datos de estas pruebas le servirán para comprender mejor la anomalía que se está investigando. Los resultados de las pruebas de diagnóstico por imágenes también pueden servirle al médico como guía visual de la región pélvica, lo cual mejorará la eficacia.

No puede comer ni beber, ni siquiera agua, durante al menos ocho horas antes de la laparoscopía. Si fuma, trate de dejar de hacerlo. Pídale a un amigo o un familiar que la lleve al lugar de la intervención si el médico le receta un sedante para tomar en su hogar antes de la intervención. Recuerde que el sedante afectará su capacidad para conducir.

Procedimientos

Si bien la intervención puede llevarse a cabo en un hospital, generalmente la realiza un cirujano en un centro de tratamiento ambulatorio.

Antes de la cirugía, deberá ponerse una bata de hospital. Le insertarán una vía intravenosa en la mano o el brazo y, seguramente, recibirá anestesia general, lo que significa que permanecerá dormida y no sentirá dolor durante la operación.

En algunos casos, puede usarse anestesia local. Este tipo de anestesia impide sentir dolor en el área pélvica durante la intervención, pero no es posible dormirse. Quizás sienta un pinchazo o una sensación de ardor cuando el médico inyecte la anestesia local en la pelvis. Tal vez sienta presión durante la laparoscopía, pero no sentirá dolor.

Una vez que la anestesia haya surtido efecto, el médico realizará un corte pequeño de aproximadamente 1,27 centímetros por encima del ombligo. Colocará una cánula (un instrumento delgado con forma de tubo) en la cavidad abdominal y expandirá la cavidad con dióxido de carbono para hacer lugar en el área deseada, poder trabajar y ver mejor el área.

Luego, insertará el laparoscopio por la incisión que hizo cerca del ombligo. Es posible que el médico realice hasta cuatro cortes del tamaño de una moneda cerca de la línea del vello púbico, que le permitirán insertar cánulas adicionales y otros instrumentos necesarios para realizar el procedimiento.

Tal vez inserte también un manipulador uterino en el útero a través del cuello uterino para mover los órganos pélvicos y poder verlos. Una vez finalizada la cirugía, el médico extraerá los instrumentos y el gas y cerrará todas las incisiones. Colocara vendajes encima de la cinta o suturará las incisiones.

Recuperación

Antes del alta, usted deberá quedarse en el centro de tratamiento ambulatorio o en el hospital para recuperarse y permanecer en observación. El médico o un enfermero le controlarán los signos vitales, incluidos la presión arterial, la temperatura, el pulso y la frecuencia respiratoria.

El período durante el cual deberá permanecer en el área de recuperación dependerá de su estado físico general, el tipo de anestesia que se usó y la reacción del organismo a la intervención. En algunos casos, es posible que deba pasar la noche en el hospital.

Una vez que los efectos de la anestesia hayan desaparecido, recibirá el alta. Sin embargo, no le permitirán conducir, por lo que deberá pedirle a alguien que la lleve de regreso a su hogar.

Después de la laparoscopía pélvica:

  • Posiblemente sienta un dolor leve y punzante en los lugares donde se hicieron las incisiones y
  • tenga distensión o malestar abdominal durante dos días como máximo debido al dióxido de carbono. La intensidad del dolor o el malestar irá disminuyendo con el paso de los días.
  • Es posible que el médico le recete medicamentos para aliviar el dolor.
  • Después de la intervención, es normal sentir dolor en el hombro, ya que el dióxido de carbono produce la irritación del diafragma, un músculo que comparte nervios con el hombro.
  • Quizás tenga dolor de garganta debido al tubo endotraqueal que le colocan durante la intervención.
  • No podrá levantar objetos pesados durante aproximadamente tres semanas después de la cirugía. De esta manera, reducirá el riesgo de que se produzca una hernia en una de las incisiones.
  • Luego de aproximadamente dos semanas, deberá consultar al médico y
  • podrá retomar su régimen alimentario normal.

Cada paciente reacciona de forma diferente a la intervención. Siga las instrucciones de alta del médico respecto de cuándo retomar sus actividades normales, como trabajar y tener relaciones sexuales. Las instrucciones posquirúrgicas dependerán del tipo de procedimiento que se realizó.

Riesgos

La laparoscopía pélvica se considera una intervención quirúrgica. Si bien las complicaciones más frecuentes son hemorragia e infección, estos riesgos son mínimos. De todos modos, es importante estar atenta ante cualquier signo de infección.

Consulte al médico si manifiesta los siguientes síntomas:

  • hemorragia vaginal
  • flujo menstrual anormalmente intenso o lleno de coágulos
  • dolor abdominal que va aumentando en intensidad
  • escalofríos o fiebre
  • enrojecimiento, inflamación, hemorragia o secreciones en los lugares de las incisiones
  • náuseas o vómitos continuos
  • falta de aire

La laparoscopía pélvica conlleva el riesgo de que se produzcan daños internos. Si se punza algún órgano durante la intervención, el médico realizará una cirugía abierta de inmediato.

Entre las complicaciones poco frecuentes, se incluyen las siguientes:

  • reacción a la anestesia general
  • inflamación o infección en el abdomen
  • coágulos sanguíneos que podrían desplazarse hacia la pelvis, las piernas o los pulmones
  • coágulo sanguíneo que podría ingresar en el corazón o el cerebro
  • necesidad de realizar una transfusión de sangre o una colostomía temporal

Resultados

El médico que realizó la intervención analizará los resultados. Si se obtuvo una biopsia, un anatomopatólogo (un especialista en diagnóstico de enfermedades) la examinará en un laboratorio. Luego, enviará un informe detallado de los resultados al médico.

Los resultados normales indican que los órganos reproductivos y otros órganos examinados tienen un tamaño y una apariencia normales. Si los resultados son normales, también indicarán la ausencia de quistes, tumores u otras anomalías en el área pélvica.

Los resultados anormales pueden indicar que existe una de numerosas afecciones, por ejemplo, las siguientes:

  • adhesiones o cicatrices quirúrgicas
  • fibromas (tumores benignos)
  • cáncer
  • quistes o tumores
  • endometriosis (cuando el tejido de la parte interna del útero crece fuera del útero)
  • hernias
  • lesiones o traumatismos
  • obstrucción de las trompas de Falopio
  • quistes ováricos
  • enfermedad pélvica inflamatoria

Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Anna Giorgi and Megan McCrea
Revisado médicamente (en Inglés) : Jennifer Wider, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad