Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Lepra

Información general

La lepra es una infección bacteriana progresiva y crónica que afecta principalmente a los nervios de las extremidades, el recubrimiento interno de la nariz y las vías respiratorias superiores. Es provocada por la bacteria Mycobacterium leprae o microbacteria de la lepra. Si no se trata, produce llagas en la piel, lesiones nerviosas y debilidad muscular, lo que puede derivar en una desfiguración grave y una incapacidad importante.

La lepra es una de las enfermedades más antiguas de la historia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la primera referencia escrita que existe sobre ella data del año 600 A. C. (OMS, 2010).

Es común en muchos países, especialmente en aquellos de clima tropical o subtropical. Sin embargo, no es tan común en los Estados Unidos. De acuerdo con los National Institutes of Health [Institutos Nacionales de la Salud, NIH], en los Estados Unidos se diagnostican aproximadamente tan solo 100 casos nuevos por año (NIH, 2011).

Más de la mitad de los casos de lepra que se registraron en este país en 2006 provenían de California, Florida, Luisiana, Massachusetts, Nueva York y Texas. En la mayoría de los casos, los pacientes afectados eran emigrantes de países en vías de desarrollo (Merck, 2009).

Tipos

La lepra se clasifica según tres sistemas diferentes. El primer sistema reconoce dos tipos de lepra: la lepra tuberculoide y la lepra lepromatosa. Este tipo de clasificación se basa en la repuesta del sistema inmunitario frente a la enfermedad.

En el caso de la lepra tuberculoide, la respuesta del sistema inmunitario es buena y la enfermedad se limita a unas cuantas lesiones (llagas en la piel). La enfermedad es leve y presenta un bajo grado de contagio. En el caso de la lepra lepromatosa, la respuesta del sistema inmunitario es deficiente y afecta la piel, los nervios y otros órganos, y aparecen lesiones y nódulos (protuberancias y bultos de gran tamaño) en todo el cuerpo. Este tipo de enfermedad es más contagiosa.

La OMS clasifica esta afección en categorías según el tipo y la cantidad de áreas de la piel afectadas, a saber:

  • lepra paucibacilar: cinco lesiones o menos, sin presencia de bacterias en el frotis de la piel (muestra del área afectada)
  • lepra multibacilar: más de cinco lesiones o presencia de bacterias en el frotis de la piel, o ambos

El sistema Ridley-Jopling se utiliza en los estudios clínicos a nivel global. Consta de seis clasificaciones según la gravedad de los síntomas, a saber:

  • lepra intermedia: algunas lesiones planas que a veces se curan solas y que pueden convertirse en lesiones de un tipo más grave
  • lepra tuberculoide: algunas lesiones planas, que pueden ser de gran tamaño y causar el entumecimiento de la piel; afecta un poco los nervios; puede curarse sola, persistir o derivar en otro tipo de lepra más grave
  • lepra tuberculoide dimorfa: lesiones similares a las de la lepra tuberculoide pero más pequeñas y en más cantidad; afecta los nervios en menor medida; puede persistir, volver a ser de tipo tuberculoide o convertirse en otra forma más grave
  • lepra dimorfa: placas enrojecidas; entumecimiento moderado; ganglios linfáticos inflamados; puede revertirse, persistir o convertirse en otras formas
  • lepra lepromatosa dimorfa: gran cantidad de lesiones planas, bultos, placas y nódulos; entumecimiento en algunos casos; puede persistir, revertirse o agravarse
  • lepra lepromatosa: gran cantidad de lesiones con presencia de bacterias; caída del cabello; nervios afectados; debilidad en las extremidades; desfiguración; es irreversible

Transmisión

La lepra se contagia a través del contacto con la mucosa de una persona infectada, por lo general, mediante estornudos o tos. No obstante, no es altamente contagiosa. Para contraer lepra se debe mantener un contacto frecuente y cercano con una persona que no recibe tratamiento.

La bacteria que causa la lepra se multiplica muy lentamente. Es por ello que el período de incubación (el lapso entre el momento en el que se contrae la infección y la aparición de los primeros síntomas) puede ser de hasta cinco años. Es posible que lo síntomas no aparezcan durante 20 años (OMS, 2010).

Según el New England Journal of Medicine (NEJM), hay un tipo de armadillo nativo del sur de los Estados Unidos que también puede ser portador de la enfermedad y transmitírsela a los seres humanos (2011).

Síntomas

Entre los síntomas principales de la lepra se incluyen los siguientes:

  • lesiones en la piel que
    • son más claras que su color natural
    • tienen menos sensibilidad al tacto, la temperatura o el dolor
    • no se curan después de varias semanas o meses
  • debilidad muscular
  • adormecimiento de las manos, los brazos, los pies y las piernas

Diagnóstico

El médico le realizará una exploración física en busca de signos y síntomas característicos de la enfermedad. Además, llevará a cabo una biopsia de piel o un raspado. Le extraerá un trozo pequeño de piel y lo enviará a un laboratorio para su análisis.

Además, es posible que también efectúe una prueba cutánea de lepromina para determinar el tipo de lepra que padece. En esta prueba se inyecta una cantidad pequeña de la bacteria que causa la lepra en la piel, generalmente en la parte superior del antebrazo. En las personas que padecen lepra tuberculoide o tuberculoide dimorfa, el lugar en donde se coloca la inyección se irrita.

Tratamiento

La OMS desarrolló en 1995 un tratamiento multimedicamentoso para curar todos los tipos de lepra, al cual se puede acceder gratuitamente en todo el mundo (OMS, 2010). Asimismo, se utilizan varios antibióticos para eliminar la bacteria que provoca la lepra, entre los que se incluyen:

  • dapsona
  • rifampina
  • minociclina
  • ofloxacina

El médico tal vez le recete más de un antibiótico a la vez. También puede indicarle que tome un antinflamatorio como aspirina, prednisona o talidomida. Sin embargo, si está embarazada o está planificando un embarazo, no tome talidomida, ya que puede causar numerosas anomalías congénitas.

Complicaciones

Si el tratamiento o el diagnóstico no se efectúan a tiempo, pueden surgir complicaciones graves, por ejemplo:

  • desfiguración
  • caída del cabello, especialmente en las cejas y pestañas
  • debilidad muscular
  • lesiones nerviosas permanentes en los brazos y las piernas
  • incapacidad para usar las manos y los pies
  • congestión nasal crónica, hemorragias nasales y hundimiento del tabique nasal
  • iritis (inflamación del iris), glaucoma (una enfermedad ocular que causa daños en el nervio óptico) y ceguera
  • disfunción eréctil y esterilidad
  • insuficiencia renal

Pronóstico

El pronóstico general es favorable si la lepra se diagnostica rápidamente. Mediante el tratamiento precoz se previenen los daños en los tejidos, se detiene el avance de la enfermedad y se evitan complicaciones graves de salud.

El pronóstico es menos favorable cuando la enfermedad se diagnostica en una etapa avanzada, una vez que ya se ha producido una desfiguración o una incapacidad importante. En estos casos, puede resultar imposible llevar una vida normal, aun cuando se realice un tratamiento.

Prevención

La mejor forma de prevenir la lepra es evitar el contacto cercano y prolongado con una persona infectada que no recibe tratamiento.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Maureen Donohue
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad