Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Lesión del ligamento cruzado posterior

Información general

El ligamento cruzado posterior (LCP) es el ligamento más resistente de la articulación de la rodilla. Los ligamentos son bandas de tejido gruesas y resistentes que conectan los huesos entre sí. El LCP se extiende por la parte posterior de la articulación de la rodilla, desde la parte inferior del fémur hasta la parte superior de la tibia.

Contribuye a estabilizar la articulación de la rodilla, especialmente la parte posterior o trasera. Este ligamento puede sufrir distensiones, esguinces o desgarros en cualquiera de sus partes. El LCP es el ligamento de la rodilla que se lesiona con menos frecuencia (Orthogate, 2006).

Las lesiones en este ligamento a veces se denominan hiperextensiones de la rodilla.

Causas

La principal causa por la que se produce una lesión en el LCP es un traumatismo grave en la articulación de la rodilla. A menudo, también se ven afectados otros ligamentos de la rodilla. Una causa específica de lesión en el LCP es la hiperextensión de la rodilla, la cual puede producirse durante movimientos que se realizan al practicar deportes, como los saltos.

Las lesiones del LCP suelen ser consecuencia de un golpe en la rodilla mientras está flexionada o doblada, por ejemplo, al caer de pie mientras se practican deportes de contacto o después de una caída o de un accidente automovilístico (cuando la rodilla golpea contra el tablero). Cualquier traumatismo en la rodilla, ya sea leve o grave, puede provocar una lesión de sus ligamentos.

Síntomas

Según la gravedad de la lesión, los síntomas pueden ser leves o graves. Si el ligamento sufre un esguince leve, es posible que no haya síntomas. Si el ligamento se desgarró parcial o totalmente, suelen producirse los siguientes síntomas:

  • sensibilidad en la rodilla (específicamente, en la parte posterior)
  • inestabilidad de la articulación de la rodilla
  • dolor en la articulación de la rodilla
  • inflamación de la rodilla
  • rigidez en la rodilla
  • dificultad para caminar

Diagnóstico

Para diagnosticar esta afección, el médico realizará varias pruebas, por ejemplo, las siguientes:

  • mover la rodilla en varias direcciones
  • realizar una exploración física de la rodilla
  • revisar la articulación de la rodilla para ver si tiene líquido
  • solicitar una resonancia magnética (RM) de la rodilla
  • solicitar una radiografía de la articulación de la rodilla para ver si hay fracturas

Prevención

Resulta difícil prevenir las lesiones del ligamento porque suelen producirse como consecuencia de un accidente o una circunstancia imprevista. No obstante, existen varias medidas preventivas que pueden reducir el riesgo de sufrir una lesión del ligamento de la rodilla:

  • use las técnicas o la alineación adecuada cuando haga actividad física, incluso al caminar
  • haga ejercicios de elongación de forma periódica para mantener una buena amplitud de movimiento en las articulaciones
  • fortalezca los músculos de la parte superior e inferior de las piernas para contribuir a la estabilidad de la articulación
  • sea precavido cuando practique deportes durante los cuales es frecuente sufrir lesiones en la rodilla, como fútbol americano, esquí y tenis

Tratamiento

El tratamiento depende de la gravedad de la lesión y del estilo de vida del paciente.

En el caso de lesiones leves, quizás incluya lo siguiente:

  • entablillado
  • aplicación de hielo
  • elevación de la rodilla por encima del corazón
  • uso de analgésicos
  • limitación de la actividad física hasta que desaparezcan el dolor y la inflamación
  • uso de una rodillera o muletas para proteger la rodilla
  • fisioterapia o rehabilitación para fortalecer y recuperar la amplitud de movimiento

En casos más graves, es posible que el tratamiento también incluya lo siguiente:

  • fisioterapia o rehabilitación para fortalecer y recuperar la amplitud de movimiento
  • intervención quirúrgica para reparar un ligamento desgarrado; esta intervención suele ser ambulatoria y se realiza con un artroscopio, que es una cámara pequeña de fibra óptica que se inserta en la articulación. El cirujano usa un trozo de tendón de otra parte de la rodilla o a veces de un donante para reemplazar la parte dañada del LCP.

Cuando se produce una lesión del LCP, el síntoma más importante es la inestabilidad de la articulación. Muchos de los demás síntomas, incluidos el dolor y la inflamación, desaparecen en el transcurso del tiempo, pero es posible que la inestabilidad permanezca. A raíz de esta inestabilidad, muchas personas optan por someterse a una intervención quirúrgica. Si no se trata, la inestabilidad en la articulación puede provocar reumatismo articular.

Pronóstico

Si se trata de una lesión leve, es posible que el ligamento sane sin complicaciones. Sin embargo, es importante tener en cuenta que si el ligamento se distendió, quizás nunca recupere la estabilidad total. Esto significa que es más probable que la rodilla sea poco estable y se lesione nuevamente con mayor facilidad. La actividad física o las lesiones leves pueden provocar dolor e inflamación.

Si el paciente tiene una lesión grave y no se somete a una cirugía, es muy probable que la articulación permanezca inestable y vuelva a lesionarse con facilidad. Además, disminuirá su capacidad para hacer actividad física y quizás sienta dolor incluso al realizar actividades menores. Es posible que deba usar una rodillera para proteger la articulación cuando haga actividad física.

En el caso de los pacientes que se someten a una cirugía, el pronóstico depende de la gravedad de la cirugía y de la lesión original. Por lo general, usted logrará una mayor movilidad y estabilidad una vez que la articulación haya sido reparada. Quizás deba usar una rodillera o limitar las actividades físicas en el futuro para prevenir lesiones nuevas en la rodilla.

Si la lesión afectó otras estructuras aparte del LCP, es posible que el tratamiento y el pronóstico sean diferentes debido a que estas lesiones son más graves.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Amber Erickson Gabbey
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad