Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Movimientos involuntarios o incontrolables

Información general

Un movimiento incontrolable es involuntario. Por esta razón, también se lo denomina movimiento corporal involuntario. Este tipo de movimientos puede presentarse prácticamente en cualquier parte del cuerpo, incluidos el cuello, el rostro y las extremidades.

Existen varios tipos de movimientos incontrolables o involuntarios y varias causas. En algunos casos, los movimientos involuntarios en una o más áreas del cuerpo desaparecen rápidamente. Sin embargo, en otros, estos movimientos son un problema constante y pueden empeorar con el tiempo.

Tipos

Existen varios tipos de movimientos involuntarios. Las lesiones nerviosas, por ejemplo, suelen producir espasmos musculares pequeños en los músculos afectados. En las siguientes secciones, se describen algunos de los tipos principales de movimientos involuntarios.

Discinesia tardía

Este síndrome es de naturaleza neurológica, lo que significa que el problema se origina en el cerebro. Está relacionado con el uso de neurolépticos, que son medicamentos que generalmente se recetan para tratar trastornos psiquiátricos.

Las personas que padecen discinesia tardía a menudo exhiben uno o más de los siguientes movimientos involuntarios:

  • gestos faciales
  • parpadeo rápido
  • lengua que sobresale de la boca
  • fruncimiento de los labios

Según el National Institute of Neurological Disorders and Stroke [Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidente Cerebrovascular, NINDS], actualmente, el tratamiento con tetrabenazina es la única forma de tratamiento farmacológico aprobado contra este síndrome (NINDS, 2011).

Temblores

Los temblores son movimientos rítmicos de una parte específica del cuerpo. Son causados por contracciones musculares esporádicas.

Según la Stanford School of Medicine [Facultad de Medicina de Stanford], la mayoría de las personas pueden presentar temblores en respuesta a factores como hipoglucemia, abstinencia alcohólica y agotamiento (Stanford School of Medicine). Sin embargo, los temblores también pueden estar relacionados con afecciones subyacentes más graves, como la esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson.

Mioclonía

La mioclonía se caracteriza por movimientos espasmódicos similares a los que se producen al recibir una descarga eléctrica. Por lo general, se producen naturalmente mientras una persona duerme o en momentos en los que se sobresalta. Sin embargo, también pueden deberse a afecciones subyacentes graves, como la epilepsia o la enfermedad de Alzheimer.

Tics

Los tics son movimientos repentinos y repetitivos. Se clasifican en simples o complejos, según la cantidad de grupos musculares involucrados. Encogerse excesivamente de hombros o flexionar un dedo son ejemplos de tics simples, mientras que saltar de manera repetitiva o batir los brazos son ejemplos de tics complejos.

En las personas jóvenes, los tics normalmente se asocian al síndrome de Gilles de la Tourette. Los tics motores que se producen como resultado de este trastorno pueden desaparecer durante lapsos breves. También es posible que la persona afectada logre dominarlos en cierta medida.

En los adultos, los tics pueden manifestarse como un síntoma de la enfermedad de Parkinson. Los tics que aparecen durante la adultez pueden ser causados por traumatismos o por el consumo de determinadas drogas, como las metanfetaminas.

Atetosis

La atetosis hace referencia a movimientos lentos y posturas retorcidas. Según la Stanford School of Medicine, este tipo de movimiento involuntario generalmente afecta las manos y las piernas (Stanford School of Medicine).

Causas

Existen varias causas posibles de los movimientos involuntarios. Por lo general, estos movimientos indican la presencia de lesiones en los nervios o las áreas del cerebro responsables de la coordinación motriz. Sin embargo, existen muchas afecciones subyacentes que provocan movimientos involuntarios. En las siguientes secciones, se analizan varias causas posibles de movimientos involuntarios, tanto en niños como en adultos.

Niños

En los niños, algunas de las causas más frecuentes de los movimientos involuntarios son las siguientes:

  • hipoxia (falta de oxígeno al nacer)
  • ictericia nuclear (causada por niveles excesivos de bilirrubina, que es un pigmento producido por el hígado)
  • parálisis cerebral (trastornos neurológicos que afectan el movimiento del cuerpo y la función muscular)

Adultos

En los adultos, entre las causas más frecuentes de los movimientos involuntarios se incluyen las siguientes:

  • consumo de drogas (anfetaminas, metilfenidato, cocaína)
  • uso prolongado de neurolépticos (medicamentos recetados para tratar trastornos psiquiátricos)
  • tumores
  • traumatismo cerebral
  • accidente cerebrovascular
  • trastornos degenerativos, como la enfermedad de Parkinson
  • trastornos convulsivos
  • sífilis no tratada
  • enfermedad de la glándula tiroidea

Los movimientos involuntarios también pueden deberse a trastornos genéticos, incluidas la corea de Huntington y la enfermedad de Wilson.

Pruebas y diagnóstico

Consulte al médico si usted o su hijo presentan movimientos involuntarios persistentes y no está seguro de la causa.

Lo más probable es que la consulta comience con un cuestionario médico exhaustivo, en el cual el profesional indagará acerca de los antecedentes médicos personales y familiares del paciente, incluido cualquier medicamentos que esté tomando o haya tomado en el pasado.

Entre las demás preguntas que pueden hacerle, se incluyen las siguientes:

  • ¿Cuándo y cómo comenzaron los movimientos?
  • ¿Qué partes del cuerpo se ven afectadas (piernas, brazos, etc.)?
  • ¿Cuáles son los factores que parecieran empeorar o mejorar los movimientos?
  • ¿El estrés guarda algún tipo de relación con la aparición de los movimientos?
  • ¿Con qué frecuencia se producen los movimientos?
  • ¿Los movimientos empeoran con el tiempo?

Es importante mencionar cualquier otro síntoma que pueda presentarse junto con estos movimientos involuntarios. Los demás síntomas y las respuestas del paciente son de gran utilidad para determinar el tratamiento más conveniente.

Pruebas de diagnóstico

Según lo que el médico considere como causa posible, quizás le solicite una o más de las siguientes pruebas:

  • análisis de sangre
  • pruebas de la función tiroidea (para descartar una disfunción tiroidea)
  • análisis de cobre sérico o ceruloplasmina sérica (para descartar la enfermedad de Wilson)
  • serología para sífilis (para descartar la neurosífilis)
  • pruebas de detección de enfermedades del tejido conjuntivo (para descartar el lupus eritematoso y otras enfermedades relacionadas)
  • recuento de glóbulos rojos (para descartar la policitemia rubra vera)
  • niveles séricos de calcio (para medir los niveles de calcio en la sangre, los cuales pueden indicar la presencia de determinadas afecciones)
  • análisis de orina (para descartar la presencia de toxinas)
  • punción lumbar (para analizar el líquido cefalorraquídeo)
  • resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC) del cerebro (para identificar anomalías estructurales)
  • estudios fisiológicos por medio de diagnóstico por imágenes, como tomografía por emisión de positrones (TEP) en pacientes que podrían tener discinesia tardía
  • electroencefalograma (EEG), que mide la actividad eléctrica del cerebro

Entre las pruebas de diagnóstico, también pueden incluirse métricas y pruebas psicofarmacológicas. No obstante, esto dependerá de si el paciente toma determinados medicamentos o sustancias. Por ejemplo, la discinesia tardía es un efecto secundario del uso prolongado de neurolépticos. Independientemente de que tenga discinesia tardía u otra afección, los efectos de cualquier medicamento o droga consumidos deberán evaluarse durante las pruebas. De esta manera, el médico podrá realizar un diagnóstico preciso.

Tratamiento

El pronóstico puede variar según la intensidad de este síntoma. Sin embargo, algunos medicamentos pueden reducir la intensidad de los movimientos. Por ejemplo, con uno o más medicamentos es posible mantener bajo control los movimientos involuntarios asociados a los trastornos convulsivos.

La actividad física que cumpla con los parámetros establecidos por el médico puede mejorar la coordinación y desacelerar el daño muscular. Entre los diferentes tipos de actividad física recomendada, se incluyen la natación, la elongación, los ejercicios para mejorar el equilibrio y las caminatas.

Los grupos de apoyo y autoayuda pueden contribuir a aliviar la carga emocional que este síntoma puede significar tanto para la persona afectada como para su familia. Pídale ayuda al médico para conocer este tipo de grupos y participar en las actividades que ofrecen.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Krista O'Connell
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad