Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Resección de la próstata mínimamente lesiva

Información general

Tal vez usted tenga problemas relacionados con la micción, como la necesidad frecuente y urgente de orinar. Quizás se levante con frecuencia durante la noche para orinar o tenga un flujo muy lento de orina. Si es así, posiblemente tenga una afección denominada hiperplasia prostática benigna (HPB) o agrandamiento de la próstata. Los síntomas se producen debido a que el tejido adicional de la próstata interfiere en el funcionamiento de la uretra, que es el tubo que transporta orina desde la vejiga hasta el pene.

Para reducir los síntomas, el médico puede realizar una resección de la próstata mínimamente lesiva, es decir, una intervención que consiste en extirpar parte de la próstata. En el caso de una intervención mínimamente lesiva, no se corta demasiado la piel y, a veces, puede realizarse en el consultorio médico.

Uso

El agrandamiento de la próstata puede provocar problemas muy incómodos para orinar. La presión ejercida sobre la uretra tal vez le produzca la sensación de orinar con frecuencia y quizás sienta que no puede vaciar la vejiga por completo. Posiblemente también tenga cálculos en la vejiga o infecciones frecuentes.

Si no es posible aliviar los síntomas con medicamentos, cambios en el régimen alimentario y en los patrones de consumo de líquido, el médico quizás recomiende una intervención quirúrgica.

La resección de la próstata puede realizarse a través de una incisión quirúrgica (prostatectomía simple o resección prostática abierta) o a través de una intervención mínimamente lesiva. Debido a que no es necesario realizar incisiones en estos tipos de intervenciones, existe un riesgo mínimo de complicaciones y el tiempo de recuperación es menor. Con frecuencia, se realizan como procedimientos ambulatorios y el paciente puede recuperarse en el hogar.

Entre estos tratamientos menos lesivos, se incluyen los siguientes:

  • resección transuretral de la próstata (RTUP)
  • ablación transuretral con aguja (TUNA)
  • terapia transuretral con microondas (TUMT)
  • incisión transuretral de la próstata (TUIP)
  • electrovaporización transuretral (TUVP)
  • vaporización fotoselectiva de la próstata (PVP)
  • prostatectomía con láser o enucleación de la próstata con láser de holmio (HoLEP)

Procedimientos

Todos los tratamientos de la próstata mínimamente lesivos se realizan insertando un instrumento en la abertura del pene, que se dirige hasta la uretra para acceder a la próstata. Mediante esta técnica, denominada transuretral, no es necesario realizar incisiones.

Durante este procedimiento, el paciente recibirá algún tipo de anestesia para reducir o eliminar el dolor. Tal vez le administren anestesia local (la anestesia se aplica solo en el área tratada) y sedantes. En algunos casos, se usa anestesia epidural o intradural para adormecer el cuerpo desde la cintura hacia abajo. En otros casos, se usa anestesia general para dormir al paciente durante toda la intervención.

Resección transuretral de la próstata (RTUP)

La RTUP consiste en usar un instrumento cortante pequeño que se coloca en el extremo de un instrumento especial (cistoscopio) para cortar y extirpar el tejido prostático adicional. La cirugía lleva entre 60 y 90 minutos y se realiza en un centro quirúrgico o un hospital con anestesia general o epidural.

Después del tratamiento, el paciente deberá permanecer en el hospital de uno a tres días. Se le colocará una sonda de Foley en la uretra para drenar la orina durante algunos días. Este es el tratamiento mínimamente lesivo de mayor antigüedad y sus resultados son más duraderos en comparación con otros tratamientos, aunque es posible que conlleve más complicaciones.

Ablación transuretral con aguja (TUNA)

La TUNA consiste en destruir parte de la próstata con calor generado por ondas de radio de baja energía. Con el cistoscopio, el médico coloca agujas pequeñas en la próstata que se calientan con las ondas de radio y destruyen el tejido prostático en exceso.

Este tratamiento suele realizarse en el consultorio médico o en un centro ambulatorio con anestesia local (que se inyecta en el pene o el recto) y un sedante (el paciente deberá pedirle a alguien que lo lleve hasta su hogar). A veces, puede usarse anestesia epidural o general. Este tratamiento lleva menos de una hora y,

una vez finalizado, el paciente deberá usar un catéter durante varios días.

Terapia transuretral con microondas (TUMT)

En la TUMT, se usa una antena diminuta con microondas que se conecta a un catéter. El catéter se coloca en la punta del pene y se dirige hasta la uretra y la próstata. La antena produce calor, el cual destruye un área pequeña de la próstata y reduce la presión sobre la uretra. El agua que circula alrededor de la antena protege la uretra.

Para este tratamiento, suele usarse anestesia local y un sedante por vía intravenosa. El paciente deberá usar una sonda de Foley durante varios días para drenar la orina.

Incisión transuretral de la próstata (TUIP)

La TUIP es una técnica mediante la cual se coloca un instrumento denominado resectoscopio en la uretra. El resectoscopio tiene un instrumento cortante en el extremo que se usa para extirpar el tejido prostático en exceso y reducir la presión sobre la uretra y los síntomas urinarios. La intervención lleva entre 20 y 30 minutos, pero exige anestesia epidural o general.

El paciente quizás reciba el alta el mismo día de la intervención. Si hay complicaciones, tal vez deba pasar la noche en el hospital. Deberá usar una sonda de Foley durante varios días para drenar la orina.

Tratamientos eléctricos y con láser

En la electrovaporización transuretral de la próstata (TUVP), se usan electrodos conectados a un resectoscopio para vaporizar (destruir) el tejido prostático adicional. Durante la vaporización fotosensible de la próstata (PVP), el cistoscopio y el láser logran los mismos resultados. En la enucleación de la próstata con láser de holmio (HoLEP), se usa un láser conectado a un resectoscopio que corta partes de la próstata para examinarlas y ver si hay células cancerosas.

Estos métodos exigen el uso de anestesia y pueden realizarse en un centro ambulatorio, pero generalmente el paciente debe permanecer hospitalizado uno o dos días. También deberá usar una sonda de Foley en la uretra para drenar la orina, pero no es necesario que la use una vez que vuelva al hogar.

Estos procedimientos conllevan un riesgo de hemorragia menor en comparación con las demás opciones mínimamente lesivas debido a que la energía que usan sella los vasos sanguíneos circundantes. No obstante, existen complicaciones posibles.

Preparación

El médico determinará si la cirugía es la mejor opción para tratar los síntomas en su caso y si usted está en condiciones de someterse a la intervención. Le realizarán una exploración física completa y le preguntarán si sigue un tratamiento contra otras afecciones médicas, como presión arterial elevada, diabetes o asma. Si fuma, debe dejar de hacerlo varias semanas antes de la cirugía.

Es posible que el médico le solicite una prueba de diagnóstico por imágenes para ver el área de la próstata que debe extirpar. Este estudio se realiza con un cistoscopio que se inserta por el pene y se dirige hacia la uretra; suele usarse anestesia local y un sedante. Las imágenes sirven para determinar el tipo de cirugía más conveniente.

Recuerde informarle al médico y a los enfermeros los medicamentos y las vitaminas que toma, especialmente si usa anticoagulantes, ya que pueden provocar complicaciones y hemorragia excesiva durante la cirugía. Entre los medicamentos y las vitaminas problemáticas, se incluyen warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix), aspirina, ibuprofeno (Motrin, Advil), naproxeno (Aleve) y vitamina E. Quizás deba dejar de tomar ciertos medicamentos algunas semanas antes de la cirugía.

Asegúrese de no comer ni beber durante las horas previas a la cirugía, ya que la anestesia puede producir náuseas y vómitos y tal vez deba permanecer durante más tiempo en el hospital.

Recuperación

Después del tratamiento, es posible que deba permanecer hospitalizado. Aunque reciba el alta y pueda irse a su hogar, deberá hacer reposo y descansar. Sin embargo, trate de caminar lo más que pueda después de hacer reposo durante un día para evitar que se formen coágulos sanguíneos. Quizás deba usar calcetines especiales para prevenir la formación de coágulos sanguíneos en las piernas o un dispositivo para respirar a fin de mantener los pulmones sanos.

Es importante controlar la sonda que drena la orina de la vejiga. No debe hacer actividad física intensa ni levantar objetos pesados. El tiempo durante el cual debe usar la sonda depende de la intervención y del tamaño de la próstata. Si la próstata es grande, quizás deba usarla durante un período más prolongado. Es posible que deba quitarse la sonda en su hogar. En algunos casos, el médico decide quitarla en el consultorio.

Entre los síntomas posquirúrgicos temporales, se incluyen los siguientes:

  • sangre en la orina
  • sensación de ardor leve al orinar
  • necesidad repentina y urgente de orinar
  • necesidad frecuente de orinar

Estos síntomas desaparecen luego de algunos días o semanas, a medida que se va recuperando. Sin embargo, quizás no perciba una mejoría respecto de los síntomas que tenía antes de la cirugía hasta después de un mes o más tiempo.

Riesgos

Todas estas intervenciones son quirúrgicas y conllevan riesgos. No obstante, los riesgos son menores en comparación con la prostatectomía abierta.

Toda cirugía supone el riesgo de complicaciones poco frecuentes, como coágulos sanguíneos en las piernas, problemas respiratorios, reacciones a la anestesia, sangrado excesivo, infecciones, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. El médico y el equipo de atención se esforzarán para que no se produzcan estos problemas.

Entre las complicaciones específicas de la cirugía de próstata, se incluyen las siguientes:

  • síndrome de resección transuretral (RTU): acumulación de agua producto de la absorción de líquidos que se usan durante la cirugía
  • incontinencia urinaria: problemas para controlar la necesidad de orinar
  • estenosis uretral: se produce por la presencia de tejido cicatricial que obstruye parte de la uretra
  • esterilidad
  • problemas para mantener una erección (impotencia)
  • traspaso del semen a la vejiga en lugar del pene (eyaculación retrógrada)
  • daño a los órganos internos

Consulte al médico acerca de estos riesgos. Cada tratamiento presenta riesgos y ventajas diferentes.

Pronóstico

Todos estos tratamientos reducen los síntomas urinarios, pero quizás deba repetir la intervención después de cinco años. Los resultados de la TURP, la intervención más lesiva, parecen durar entre cinco y 10 años como máximo.

Es posible que las demás intervenciones menos lesivas tengan complicaciones urinarias y sexuales menores. Sin embargo, según los National Institutes of Health [Institutos Nacionales de la Salud, NIH], las probabilidades de que deba repetir la cirugía son mayores si opta por alguna de ellas.

Debe consultar al médico para que determine la intervención más adecuada en su caso.

Sométase a tactos rectales periódicos para que el médico examine la próstata y detecte cambios.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Christine Case-Lo
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad