Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Rigidez abdominal

Información general

La rigidez abdominal hace referencia a la rigidez de los músculos del estómago que se produce al tocar el abdomen. Se trata de una respuesta involuntaria para prevenir el dolor causado por la presión ejercida sobre el abdomen. Este mecanismo de protección también se denomina defensa muscular.

Este síntoma no tiene relación con el acto de contraer intencionalmente los músculos abdominales ni con la rigidez propia de las molestias intensas provocadas por la presencia de gases. La defensa muscular es una respuesta completamente involuntaria de los músculos; en otras palabras, la persona no tiene ningún tipo de control sobre ella. Es un signo que indica que el organismo intenta protegerse contra el dolor y puede ser un síntoma de una afección muy grave o, incluso, potencialmente mortal.

Si presenta rigidez abdominal, debe consultar al médico de inmediato.

Rigidez y dolor

La rigidez abdominal y el dolor suelen manifestarse simultáneamente. Todas las afecciones que provocan dolor abdominal pueden dar lugar a esta defensa muscular. Los trastornos que afectan los órganos del área del abdomen pueden producir dolor abdominal. Entre los órganos que se encuentran en esta área, se incluyen los siguientes:

  • hígado
  • páncreas
  • vesícula biliar
  • estómago
  • intestino grueso y delgado
  • aorta (arteria principal)
  • vena cava (vena principal)
  • riñones y uréteres

Los problemas en los órganos pélvicos también pueden ocasionar dolor abdominal. Entre estos órganos, se incluyen los siguientes:

  • vejiga y uréteres inferiores
  • útero, trompas de Falopio y ovarios
  • próstata
  • recto

Si bien el dolor y la rigidez abdominal también pueden ser causados por enfermedades de la región inferior de los pulmones, no se trata de una causa demasiado frecuente.

Síntomas

La rigidez abdominal constituye una emergencia médica. Entre los síntomas de mayor gravedad que podrían indicar que la persona se encuentra en una situación potencialmente mortal, se encuentran los siguientes:

  • vómitos con sangre (también llamado hematemesis)
  • hemorragia rectal
  • heces negras y alquitranosas (asociadas a hemorragias en el estómago o el intestino delgado)
  • desmayos
  • incapacidad para comer o beber
  • vómitos intensos
  • aumento de la circunferencia abdominal (distensión abdominal)
  • choque (presión arterial muy baja)

Entre otros síntomas, se incluyen los siguientes:

  • sensibilidad
  • náuseas
  • piel amarillenta o ictericia
  • falta de apetito (anorexia)
  • sensación de pesadez después de comer cantidades pequeñas de alimentos (saciedad temprana)
  • incapacidad para eliminar gases a través del recto
  • palidez
  • diarrea
  • estreñimiento

Causas

La ubicación del dolor varía según la ubicación del órgano que ocasiona el problema. A efectos médicos, el estómago se divide en cuatro secciones llamadas cuadrantes. Por ejemplo, las úlceras estomacales pueden causar dolor en el cuadrante superior izquierdo del abdomen, donde están ubicadas. Los cálculos biliares pueden causar dolor en el cuadrante superior derecho, ya que están ubicados en la parte superior derecha del abdomen.

El dolor abdominal también puede propagarse hacia otras áreas del abdomen. La apendicitis puede originarse como un dolor en el cuadrante inferior derecho, pero el dolor puede comenzar a propagarse hacia el ombligo.

Las causas del dolor (y la rigidez) abdominal pueden variar en función de la edad.

Adultos (más frecuente en los adultos mayores):

  • absceso en el interior del abdomen
  • colecistitis (inflamación de la vesícula biliar)
  • cáncer
  • obstrucción intestinal
  • perforación u orificio en los intestinos, el estómago o la vesícula biliar
  • pancreatitis
  • traumatismo abdominal
  • peritonitis

Adolescentes:

  • menstruaciones dolorosas (dismenorrea)
  • enfermedad pélvica inflamatoria (causada por infecciones de transmisión sexual)
  • quistes ováricos
  • embarazos (incluidos los ectópicos)
  • peritonitis (inflamación de los tejidos que recubren el abdomen)

Niños mayores:

  • infecciones de las vías urinarias (IVU)
  • apendicitis
  • toxinas ingeridas (intoxicación)

Lactantes:

  • cólicos
  • gastroenteritis (irritación digestiva causada por un virus)
  • infección vírica
  • estenosis pilórica (estrechamiento del píloro)

Consultar al médico

Si presenta rigidez abdominal involuntaria, debe consultar al médico de inmediato a fin de descartar problemas graves. Si bien la defensa muscular puede ser causada por problemas menores, como un virus estomacal, no es posible saberlo hasta que el médico realice el diagnóstico adecuado.

Cómo tratar los síntomas

No debe tomar medicamentos para aliviar el dolor sin antes consultar al médico. Si lo hace, alterará el patrón del dolor y, a su vez, impedirá que el médico pueda diagnosticar correctamente la afección.

Al hablar con el profesional, es importante que tenga en cuenta lo siguiente:

  • cuándo comenzaron los síntomas
  • el tipo de dolor (si es sordo, punzante, si aparece y desaparece o si se irradia a otras áreas)
  • cuánto dura el dolor
  • qué estaba haciendo cuando comenzó el dolor/la rigidez
  • qué cosas alivian el dolor
  • qué cosas empeoran el dolor
  • otros síntomas y cuándo comenzaron
  • a qué hora ingirió la última comida (en caso de que sea necesario realizar una intervención quirúrgica)

Si tiene presente estos factores, el médico podrá efectuar el diagnóstico.

Diagnóstico y tratamiento

El primer paso para detectar la causa de la rigidez abdominal consiste en un análisis de los antecedentes médicos del paciente. Asimismo, será posible determinar la causa por medio de una exploración física. Posiblemente el médico solicite las siguientes pruebas:

Análisis de sangre:

  • hemograma completo (HC)
  • electrolitos séricos (potasio, sodio, cloruro, bicarbonato)
  • concentración plasmática de urea (BUN)
  • creatinina (indicador del funcionamiento de los riñones)
  • pruebas funcionales hepáticas
  • análisis de orina
  • análisis para detectar la presencia de sangre en las heces

Entre las demás pruebas, se incluyen las siguientes:

  • radiografías abdominales (para determinar si hay una obstrucción o perforación)
  • ecografía abdominal (en la cual se utilizan ondas de sonido para generar imágenes de los órganos abdominales)
  • tomografía computarizada (TC) abdominal (en la cual se utilizan rayos X de alta resolución para generar imágenes de los órganos abdominales)

El tratamiento elegido por el médico dependerá de la causa de la rigidez abdominal. Evidentemente, el tratamiento contra los cólicos en un lactante será diferente del tratamiento contra un cáncer, por ejemplo. Mientras que, por lo general, las afecciones de menor gravedad requieren únicamente supervisión, cuidado personal y antibióticos recetados, para las causas más graves de rigidez abdominal podría ser necesario recurrir a tratamientos más intensivos.

Según el diagnóstico, un tratamiento intensivo puede incluir lo siguiente:

  • administración de líquidos por vía intravenosa para prevenir la deshidratación
  • colocación de una sonda nasogástrica para proveer nutrientes
  • administración de antibióticos por vía intravenosa
  • intervención quirúrgica

Consecuencias de no recibir tratamiento

Si no se tratan, las causas de rigidez abdominal pueden ser mortales. Una infección abdominal puede permitir el ingreso de bacterias en la sangre, lo que podría producir una disminución peligrosa de la presión arterial (choque). La pérdida excesiva de sangre también puede provocar la muerte. La deshidratación y el desequilibrio electrolítico causados por los vómitos continuos pueden ocasionar problemas con la frecuencia cardíaca, choque e insuficiencia renal.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Verneda Lights
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad