Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Síndrome compartimental

Información general

El síndrome compartimental es una afección grave que se produce a raíz de una presión significativa dentro de un compartimento muscular. Los compartimentos son grupos de tejido muscular, vasos sanguíneos y nervios que yacen en los brazos y las piernas.

Cada compartimento está rodeado de un tejido grueso denominado fascia que ofrece protección. Debido a que la fascia no se expande, la inflamación de un compartimento ejerce presión sobre sus estructuras internas.

El síndrome compartimental es más frecuente en el antebrazo o en la parte inferior de la pierna.

Causas

El síndrome compartimental se produce cuando hay hemorragia o inflamación dentro de un compartimento. Esto puede generar presión en su interior, lo cual, a su vez, puede obstruir el flujo sanguíneo. Si no se recibe tratamiento, la afección puede provocar daños permanentes, ya que el tejido muscular y los nervios no reciben los nutrientes y el oxígeno que necesitan.

Tipos

Síndrome compartimental agudo

Este tipo de síndrome compartimental generalmente se produce luego de un traumatismo importante. En casos poco frecuentes, puede ser consecuencia de un traumatismo leve. Es posible que se produzca en los siguientes casos:

  • después de una fractura
  • después de un traumatismo que oprimió el brazo o la pierna
  • como consecuencia de la formación de hematomas significativos en un músculo
  • como consecuencia del uso de un yeso o una venda apretados
  • a raíz del consumo excesivo de alcohol o drogas (un vaso sanguíneo puede obstruirse mientras duerme o está desmayado)

Síndrome compartimental crónico (de esfuerzo)

La actividad física, especialmente la que consiste en hacer movimientos repetitivos, puede causar este tipo de síndrome compartimental. Aunque es más frecuente es personas menores de 40 años de edad, puede afectar a personas de cualquier edad. Si juega al tenis, corre o practica natación, el riesgo de tener síndrome compartimental crónico es mayor. Las rutinas de ejercicios intensas o frecuentes también aumentan el riesgo.

La relación entre la actividad física y esta afección no se comprende del todo. Sin embargo, entre las causas posibles, se incluyen las siguientes:

  • la forma de moverse al hacer determinadas actividades
  • tener fascias más gruesas que lo normal
  • tener músculos agrandados
  • tener una presión elevada en las venas

Síntomas

Síndrome compartimental agudo

El síntoma más frecuente es el dolor que no cesa después de tomar medicamentos o mantener elevada el área lesionada. El dolor puede empeorar al estirar o usar el músculo lesionado. Entre los demás síntomas, se incluyen una sensación de rigidez en el músculo o una sensación de ardor o cosquilleo en la piel del área afectada.

Entre los síntomas del síndrome compartimental agudo avanzado, se incluyen entumecimiento o parálisis. Generalmente, este es un signo de daño permanente.

Síndrome compartimental crónico

El síntoma más frecuente de este tipo de síndrome compartimental es dolor o calambres al hacer actividad física. El dolor o los calambres suelen desaparecer a los 30 minutos de haber terminado de ejercitar. Si continúa haciendo la actividad que provoca la afección, el dolor puede empezar a prolongarse gradualmente una vez que deja de hacer la actividad.

Entre los demás síntomas, se incluyen los siguientes:

  • dificultades para mover el pie, el brazo o el área afectada
  • entumecimiento
  • una protuberancia notable en el músculo afectado

Complicaciones

Síndrome compartimental agudo

El síndrome compartimental agudo exige atención médica inmediata para reducir la presión. El daño permanente en los músculos y los nervios puede producirse entre las 12 y las 24 horas posteriores a la aparición del síndrome.

Síndrome compartimental crónico

El síndrome compartimental crónico no se considera una emergencia, pero debe informarle al médico si presenta algún síntoma. No haga actividad física si siente dolor, ya que el músculo, los vasos sanguíneos y los nervios podrían sufrir daños permanentes.

Diagnóstico

El médico realizará una exploración física para identificar los signos de síndrome compartimental agudo o crónico. Por ejemplo, quizás comprima el área lesionada para determinar la intensidad del dolor.

También usará un medidor de presión conectado a una aguja para medir la presión dentro del compartimento. Deberá medirla mientras usted realiza la actividad que provoca dolor en la pierna o el brazo y otra vez luego de terminar la actividad.

Quizás le realicen una radiografía para descartar otras afecciones.

Tratamiento

Síndrome compartimental agudo

La intervención quirúrgica es la única opción de tratamiento y consiste en abrir la fascia para reducir la presión dentro del compartimento. En casos graves, el médico deberá esperar hasta que la inflamación disminuya para poder cerrar la incisión. Si la afección se debe al uso de un yeso o una venda apretada, será necesario quitarlos o aflojarlos.

Síndrome compartimental crónico

En primer lugar, el médico intentará emplear métodos de tratamiento no quirúrgicos, entre los cuales pueden citarse los siguientes:

  • fisioterapia para estirar el músculo
  • plantillas (dispositivos ortopédicos)
  • antinflamatorios
  • cambio del tipo de superficie sobre la cual hace actividad física
  • actividades de bajo impacto como parte de la rutina de ejercicios

Si estos métodos no ofrecen resultados, quizás usted deba someterse a una intervención quirúrgica, la cual consiste en realizar una incisión pequeña en la fascia o extirpar parte de la fascia para disminuir la presión. La cirugía suele ser más eficaz que los métodos no quirúrgicos para tratar el síndrome compartimental crónico.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Amanda Delgado
Revisado médicamente (en Inglés) : Brenda B. Spriggs, MD, MPH, FACP

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad