Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Trastorno adquirido de la función plaquetaria

Descripción

Las plaquetas son un tipo de célula sanguínea que desempeñan una función importante en la cicatrización de las lesiones, ya que permiten la formación de coágulos, lo cual detiene las hemorragias.

Sin embargo, en algunas personas, las plaquetas no funcionan correctamente. Este mal funcionamiento recibe el nombre de trastorno de la función plaquetaria. Estos trastornos pueden ser hereditarios o adquiridos. Los trastornos adquiridos de la función plaquetaria pueden ser causados por medicamentos, enfermedades o incluso determinados alimentos; se encuentran entre los tipos de trastornos hematológicos más frecuentes.

Plaquetas

Las plaquetas, junto con un grupo de proteínas llamadas factores de la coagulación, intervienen en la interrupción de las hemorragias que afectan al organismo después de sufrir una lesión. Cuando un vaso sanguíneo se daña, las plaquetas son las primeras en actuar. Forman capas y cubren el lugar afectado para obstruir el flujo sanguíneo. Finalmente, forman una especie de tapón temporal. Esta constituye la primera etapa de la coagulación sanguínea. Durante las etapas siguientes, el coágulo se fortalece y permite la cicatrización.

Cuando una persona padece un trastorno plaquetario, el tapón no se forma correctamente. En consecuencia, es posible que la hemorragia se extienda durante más tiempo que el que debería. Los trastornos plaquetarios también pueden afectar las etapas posteriores de la coagulación, algo que puede ser particularmente peligroso después de sufrir una lesión o someterse a una intervención quirúrgica.

Causas

Los trastornos de la función plaquetaria pueden atribuirse a tres causas principales: medicamentos, enfermedades y alimentos. También pueden ser causados por el uso de suplementos.

La función plaquetaria puede verse afectada de diferentes maneras. Puede haber cambios en la manera en la cual el organismo actúa en relación con las plaquetas. Puede producirse una disminución de la capacidad de adherencia de las plaquetas. El daño también puede afectar otras etapas del proceso de coagulación.

Los científicos no siempre saben con certeza por qué ni cómo se ve afectada la función plaquetaria. Sin embargo, pueden observar los cambios que se producen. Entre los factores conocidos por afectar las plaquetas, se incluyen los siguientes:

Medicamentos

  • aspirina
  • analgésicos como ibuprofeno o naproxeno
  • antihistamínicos
  • medicamentos contra el asma
  • Viagra
  • Plavix y otros medicamentos para prevenir la formación de coágulos
  • determinados antibióticos
  • antidepresivos y antipsicóticos
  • fármacos de quimioterapia
  • medicamentos para reducir los niveles de colesterol (estatinas)
  • bloqueadores de canales del calcio
  • nitritos presentes en alimentos como los embutidos y el tocino
  • alcohol
  • cocaína

suplementos alimenticios y nutricionales

  • ácidos grasos omega 3 (aceite de pescado)
  • vitamina E
  • Ginkgo biloba
  • ajo
  • jengibre
  • clavo de olor
  • dong quai (angélica china)
  • ginseng
  • cúrcuma
  • corteza de sauce

Enfermedades

  • trastornos mieloproliferativos crónicos
  • síndrome mielodisplásico
  • leucemia
  • enfermedad de Von Willebrand adquirida
  • respuestas autoinmunitarias
  • púrpura trombocitopénica trombótica-síndrome urémico hemolítico (PTT-SUH)
  • insuficiencia hepática
  • insuficiencia renal con diálisis
  • paraproteinemia
  • coagulación intravascular diseminada (CID)
  • enfermedad cardíaca

Síntomas

Los síntomas de estos trastornos varían y pueden ser leves o graves. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • formación de hematomas de origen desconocido
  • sangrado de la nariz, la boca o las encías
  • sangrados menstruales abundantes o prolongados
  • sangrado debajo de la piel
  • hemorragia en los músculos y las articulaciones
  • sangre en el vómito o las heces
  • hemorragias internas
  • bultos rojos pequeños en la piel (petequias)

Diagnóstico

El diagnóstico de un problema plaquetario comprende varios pasos. El médico le hará una serie de preguntas sobre los problemas hemorrágicos que lo afectan. También le preguntará si toma algún medicamento o suplemento. Es importante que responda a las preguntas con total honestidad. Incluso los productos naturales pueden afectar la función plaquetaria.

Para detectar problemas hemorrágicos, también pueden realizarse análisis de laboratorio a fin de identificar diferentes elementos a los efectos diagnóstico.

  • Con un hemograma completo (HC), se detalla la cantidad de células sanguíneas según su tipo y permite determinar si los niveles de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas son normales. Además, es posible verificar si las proporciones de estas células sanguíneas son las adecuadas.
  • Con la prueba de tiempo de protrombina (TP), se muestra el tiempo que demora la sangre en coagularse.
  • La prueba del tiempo parcial de tromboplastina (TPT) es otro análisis mediante el cual se evalúa el tiempo de coagulación sanguínea.
  • El tiempo de sangría es una prueba en la cual se mide el tiempo que demora el organismo en dejar de sangrar después de sufrir una lesión.
  • Los análisis de hiperagregabilidad plaquetaria controlan el grado de adherencia de las plaquetas.
  • Los recuentos de plaquetas permiten conocer la cantidad de plaquetas en la sangre.
  • Mediante el análisis de la concentración plasmática de urea (BUN)/creatinina, se evalúa la función renal.

También es posible que el médico le realice pruebas para detectar afecciones subyacentes que puedan causar trastornos de la función plaquetaria.

Tratamiento

Existen diferentes tratamientos contra esta afección. La elección dependerá de lo que desee hacer el médico:

  • detener una hemorragia de inmediato
  • tratar una afección que ocasiona un problema de coagulación
  • reducir el riesgo de sufrir hemorragias durante una intervención quirúrgica

Control de hemorragias

Existen varias opciones para detener una hemorragia activa. El médico puede realizarle una infusión de plaquetas provenientes de un donante. Puede recetarle un factor de la coagulación para favorecer la coagulación sanguínea. A veces, se utiliza un medicamento llamado desmopresina (DDAVP), cuya acción consiste en indicarle al organismo que libere cualquier reserva oculta de un factor de la coagulación. Este medicamento estimula la capacidad de coagulación de manera rápida, aunque breve.

Tratamiento de afecciones subyacentes

Si usted no presenta hemorragias activas, el médico se centrará en prevenir hemorragias futuras. Esto significa que deberá corregir la causa del problema de coagulación que lo aqueja, algo que puede ser sencillo, siempre que suponga tan solo la interrupción del uso de un suplemento o medicamento. Sin embargo, también puede requerir el diagnóstico y el tratamiento de una enfermedad subyacente. A veces, no es posible tratar la causa del trastorno plaquetario. En estos casos, el médico posiblemente se centre en mantener los síntomas bajo control.

Reducción del riesgo de sufrir hemorragias durante una intervención quirúrgica

Si usted padece un trastorno plaquetario y debe someterse a una intervención quirúrgica, comuníqueselo al médico antes de la cirugía. Existen diferentes maneras de reducir al mínimo el riesgo de sufrir hemorragias. Es posible que el médico intente estimular los factores de la coagulación y las plaquetas naturales con medicamentos. En casos graves, quizás deba recibir una infusión de plaquetas antes o después de la intervención o posteriormente. También debe evitar tomar aspirina u otros medicamentos de venta libre que puedan aumentar el riesgo de sufrir hemorragias.

Pronóstico

A veces, los problemas plaquetarios son sencillos de resolver. Es posible que lo único que deba hacer sea evitar un alimento determinado o cambiar un medicamento. Sin embargo, otras veces, mantener los problemas bajo control puede ser más difícil. Si los problemas plaquetarios son causados por una enfermedad grave, el pronóstico dependerá de la eficacia del tratamiento contra la afección en cuestión.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Janet Barwell
Published on: Jul 16, 2012
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad