Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Trastorno de la conducta

Información general

El trastorno de la conducta hace referencia a un grupo de problemas conductuales y emocionales que generalmente aparecen durante la infancia o la adolescencia. En las personas que padecen este trastorno, se presenta un patrón de conducta continuo y a largo plazo que viola los derechos de otros o va en contra de lo que la sociedad considera normal según el grupo etario correspondiente.

Tipos

Existen tres tipos de trastorno de la conducta que se clasifican según la edad en la que se manifiestan los síntomas. Estos tres tipos son los siguientes:

  • de aparición en la infancia (los signos aparecen antes de los 10 años de edad)
  • de aparición en la adolescencia (los signos aparecen durante la adolescencia)
  • de aparición no especificada (no se sabe la edad a la que se produce el trastorno)

Causas

Es posible que existan factores genéticos y ambientales que contribuyan a la aparición de esta enfermedad.

Causas genéticas

El deterioro del lóbulo frontal del cerebro se ha asociado con el trastorno de la conducta, ya que esa parte se encarga de regular las emociones y definir la personalidad. Si una persona sufre el trastorno de la conducta, es probable que el lóbulo frontal no funcione correctamente, lo que, a su vez, puede causar lo siguiente:

  • capacidad reducida para planificar acciones futuras
  • incapacidad para controlar los impulsos
  • capacidad reducida para aprender de experiencias negativas

El deterioro del lóbulo frontal puede ser genético (heredado) o deberse a lesiones producto de traumatismos cerebrales. Es posible también que un niño herede rasgos de la personalidad que suelen ser frecuentes en personas con trastorno de la conducta.

Factores ambientales

Entre los factores ambientales que pueden estar asociados con el trastorno de la conducta, se incluyen los siguientes:

  • maltrato infantil
  • familia disfuncional
  • padres que consumen drogas o beben alcohol de manera excesiva
  • pobreza

Síntomas

Los niños con trastorno de la conducta a menudo son difíciles de controlar y se rehúsan a seguir las reglas. Actúan de manera impulsiva sin considerar las consecuencias de sus acciones y tampoco se interesan por los sentimientos ajenos. Si su hijo tiene esta enfermedad, quizás manifieste una o más de las siguientes conductas de manera persistente:

  • conducta agresiva
  • conducta deshonesta
  • conducta destructiva
  • infracción de reglas

Conducta agresiva

La conducta agresiva puede manifestarse de las siguientes maneras:

  • intimidación a otras personas
  • provocación intencional de daños físicos a personas o animales
  • violación
  • uso de armas

Conducta deshonesta

Puede manifestarse de las siguientes maneras:

  • mentiras
  • allanamiento de morada
  • robo
  • fraude

Conducta destructiva

La conducta destructiva puede manifestarse mediante incendios intencionales y otros actos voluntarios de destrucción de la propiedad.

Infracción de reglas

Esta conducta puede manifestarse de las siguientes maneras:

  • inasistencias a la escuela
  • huida del hogar
  • consumo de drogas y alcohol
  • conducta sexual a una edad muy temprana

Diferencias según el sexo

Los niños con trastorno de la conducta son más propensos a tener conductas agresivas y destructivas, mientras que las niñas suelen presentar conductas deshonestas y de infracción de las reglas.

Conductas

Si su hijo tiene trastorno de la conducta, quizás parezca fuerte y seguro. No obstante, los niños con este trastorno son inseguros y creen erróneamente que las personas son agresivas con ellos o manifiestan conductas intimidatorias hacia ellos.

Riesgos

Los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de una persona de tener trastorno de la conducta:

  • ser hombre (es más frecuente en los hombres que en las mujeres)
  • vivir en una ciudad (es más frecuente en niños que viven en ciudades en comparación con aquellos que viven en áreas rurales)
  • tener antecedentes familiares de trastorno de la conducta
  • tener otros trastornos psiquiátricos
  • tener padres con enfermedades mentales
  • tener padres que consumen drogas o beben alcohol de manera excesiva
  • haber sufrido maltrato o abandono
  • tener un entorno familiar disfuncional
  • tener antecedentes de hechos traumáticos
  • ser pobre

Diagnóstico

El psiquiatra le hará preguntas a usted y a su hijo para ofrecer un diagnóstico. Para llegar al diagnóstico de esta afección, el niño debe presentar un patrón de al menos tres conductas frecuentes propias del trastorno de la conducta y, además, debe haber manifestado al menos una de las conductas en los últimos seis meses. Además, los problemas conductuales deben repercutir significativamente en el ámbito social o escolar (o laboral si se trata de adultos).

Tratamiento

Es posible que los niños con trastorno de la conducta que viven en hogares donde sufren maltrato sean llevados a otros hogares. Si no existe maltrato, el psiquiatra quizás emplee terapia de modificación conductual o psicoterapia para enseñarle a su hijo cómo adaptarse a los sentimientos. También le enseñará a usted a controlar la conducta de su hijo. Si su hijo tiene otros trastornos como depresión o trastorno de hiperactividad con déficit de atención (THDA), que se manifiestan con frecuencia en pacientes con trastornos de la conducta, quizás le recete medicamentos para tratar esas afecciones.

Prevención

La detección temprana y el tratamiento a tiempo de los factores de riesgo y las conductas durante la infancia tal vez prevengan la aparición del trastorno de la conducta o reduzcan la gravedad de los síntomas.

A largo plazo

El pronóstico a largo plazo depende de la gravedad y la frecuencia de los síntomas. Mientras más graves y frecuentes sean, más negativo será el pronóstico. Además, el pronóstico empeora si también existen otras enfermedades mentales. Los niños con trastorno de la conducta quizás tengan depresión o trastorno bipolar o pensamientos suicidas. Es posible que también presenten trastornos de la personalidad en la adultez; el más frecuente de ellos es el trastorno antisocial.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Rose Kivi
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad