Conoce más

Cerrar
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

ENCICLOPEDIA MÉDICA

Enfermedades y afecciones A – Z
powered by Talix

Trastorno de pánico con agorafobia

Información general

Trastornos de pánico

La persona que padece trastorno de pánico (también conocido como ataques de ansiedad) tiene ataques repentinos durante los cuales siente un miedo intenso y abrumador de que algo horrible está por ocurrir. El organismo reacciona como si estuviera en una situación potencialmente mortal. Estos ataques se producen sin advertencia y son frecuentes cuando la persona se encuentra en una situación en la que no hay riesgos.

Según la Anxiety and Depression Association of America [Asociación de Ansiedad y Depresión de los Estados Unidos, ADAA], aproximadamente 6 millones de adultos tienen trastorno de pánico (ADAA, 2012). Si bien cualquier persona puede presentarlo, es más frecuente en las mujeres.

Los síntomas suelen aparecer por primera vez a los 25 años de edad aproximadamente.

Agorafobia

La agorafobia suele consistir en el miedo de quedarse atrapado en un lugar del que no sería fácil escapar, como centros comerciales, aviones o trenes, teatros y lugares similares.

Quizás comience a evitar los lugares y las situaciones en las que tuvo ataques de pánico anteriormente por miedo a que los episodios se repitan. A raíz de este miedo, tal vez deje de viajar libremente o no pueda salir de su casa.

La agorafobia afecta a aproximadamente una de cada tres personas con trastorno de pánico.

Causas

Causas genéticas

Se desconoce la causa exacta, pero existen pruebas de que puede haber una relación genética. En muchos casos, los pacientes a quienes se les diagnostica este trastorno tienen familiares que sufren esta afección. Por ejemplo, si un gemelo tiene el trastorno, existe un 40 por ciento de probabilidades de que su hermano lo manifieste.

Estrés

Es posible que el estrés también constituya un factor importante en la aparición del trastorno. Muchas personas tienen los primeros ataques durante períodos de estrés intenso, por ejemplo, los siguientes:

  • la muerte de un ser querido
  • un divorcio
  • la pérdida del trabajo
  • otras circunstancias que alteran la vida normal

Aparición de los ataques

Según un artículo publicado en Ethology and Sociobiology, las personas suelen tener el primer ataque de pánico cuando están fuera de su casa (Neese, 1987). Los ataques tienden a producirse sin advertencia. A medida que se produzcan más ataques, la persona evitará más situaciones que cree que son desencadenantes posibles. La ansiedad persiste en situaciones en las que la persona cree que podría producirse un ataque, incluso después de que la frecuencia de los episodios disminuya.

Síntomas

La agorafobia suele hacer referencia al miedo de estar en lugares de los que sería difícil salir o en los que sería complicado encontrar ayuda si se produjera un ataque de pánico. Entre ellos, se incluyen lugares muy concurridos, puentes o sitios como aviones, trenes o centros comerciales.

Entre los demás síntomas de la agorafobia, se incluyen los siguientes:

  • miedo a estar solo
  • miedo de perder el control en público
  • sensación de distanciamiento de otras personas
  • sensación de desamparo
  • sensación de que el cuerpo o el entorno no son reales
  • salidas al exterior poco frecuentes

Ataques de pánico

Generalmente, la intensidad máxima de los ataques de pánico dura entre 10 y 20 minutos. Sin embargo, algunos síntomas pueden prolongarse durante una hora o más. Durante un ataque de pánico, el organismo reacciona como si estuviera realmente en peligro. El corazón se acelera y pueden sentirse los latidos. Se produce sudoración y quizás tenga mareos, desmayos y náuseas.

También le faltará el aire y tal vez sienta que se ahoga. Es posible que tenga una sensación de irrealidad y un fuerte deseo de escaparse. Quizás confunda el episodio con un ataque cardíaco y piense que perderá el control del cuerpo e incluso que morirá.

Si tiene un ataque de pánico, presentará al menos cuatro de los siguientes síntomas:

  • sensaciones de peligro
  • necesidad de escapar
  • palpitaciones cardíacas
  • sudoración o escalofríos
  • temblores o cosquilleo
  • falta de aire
  • sensación de atragantamiento o rigidez en la garganta
  • dolor en el pecho
  • náuseas o malestar estomacal
  • mareos
  • sensación de irrealidad
  • miedo de perder la razón
  • miedo de perder el control o morir

Diagnóstico

Los síntomas del trastorno de pánico con agorafobia pueden ser similares a los de otras afecciones, por lo cual el diagnóstico correcto puede llevar tiempo. El primer paso es consultar al médico, quien realizará una exploración física y una evaluación psicológica exhaustivas para descartar otras afecciones que provocan algunos de los síntomas de los trastornos de pánico. Entre estas afecciones, se incluyen problemas cardíacos, desequilibrios hormonales o el consumo excesivo de sustancias tóxicas.

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM), el paciente debe cumplir tres criterios para recibir el diagnóstico de trastorno de pánico (Mayo Clinic, 2012):

tener ataques de pánico frecuentes e inesperados

  • preocuparse durante un mes o más por tener un ataque de pánico después de haber sufrido un episodio
  • la causa de los ataques de pánico no tiene relación con el alcohol ni las drogas, otra enfermedad ni otro trastorno psicológico

El DSM presenta dos criterios para el diagnóstico de agorafobia:

  • el temor de estar en lugares de los que sería difícil o vergonzoso salir en caso de un ataque de pánico
  • rechazo de lugares o situaciones donde se teme tener un ataque de pánico o manifestación de angustia en tales lugares

Sea totalmente honesto con el médico acerca de los síntomas para que el diagnóstico sea preciso.

Tratamiento

El trastorno de pánico es una enfermedad real que, como tal, exige un tratamiento real. El problema responde bien al tratamiento, que suele consistir en una combinación de antidepresivos y psicoterapia, como terapia cognitivo-conductual (TCC). Sin embargo, el médico quizás quiera tratarlo solo con medicamentos o TCC. Con el tratamiento adecuado, es posible aprender a controlar los ataques de pánico o incluso lograr que desaparezcan por completo.

Terapia

Existen dos tipos de psicoterapia que se adoptan con frecuencia para el tratamiento contra el trastorno de pánico con agorafobia.

Por medio de la terapia cognitivo-conductual (TCC), obtendrá información sobre la agorafobia y los ataques de pánico. Esta terapia consiste en identificar y comprender los ataques de pánico y en aprender a modificar los patrones de pensamiento y conducta.

Durante la TCC, generalmente deberá hace lo siguiente:

leer acerca de la enfermedad

llevar registros entre cada consulta

completar algunas tareas

Probablemente comience a percibir los efectos de esta terapia luego de entre 12 y 16 semanas (ADAA, 2012).

La terapia de exposición es un tipo de TCC que permite reducir las respuestas al miedo y la ansiedad. Como su nombre lo sugiere, se lo expone gradualmente a situaciones que provocan miedo. Aprenderá a disminuir las respuestas a estas situaciones con el paso del tiempo y con la ayuda y el apoyo del terapeuta.

También se ha informado que la desensibilización y el reprocesamiento por movimientos oculares (DRMO) son útiles para tratar los ataques de pánico y las fobias. La DRMO estimula los movimientos oculares rápidos (MOR) que se producen normalmente al soñar. Estos movimientos repercuten en la manera en la que el cerebro procesa la información y permiten ver las cosas de una forma menos atemorizante (ADAA, 2012).

Medicamentos

Suelen utilizarse cuatro tipos de medicamentos para tratar el trastorno de pánico con agorafobia.

Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son un tipo de antidepresivos. Según Mayo Clinic, los ISRS suelen ser la primera opción para tratar el trastorno de pánico (Mayo Clinic, 2012). Entre algunos ISRS frecuentes, se incluyen Prozac, Paxil y Zoloft.

Los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (SNRI) son otra clase de antidepresivos y se consideran tan eficaces como los ISRS para el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Estos tienden a provocar más efectos secundarios que los ISRS. Entre los posibles efectos secundarios, se encuentran los siguientes:

  • dolor de estómago
  • insomnio
  • cefaleas
  • disfunción sexual
  • presión arterial elevada

Las benzodiacepinas favorecen la relajación y reducen los síntomas físicos de la ansiedad. Suelen usarse en las salas de emergencias para detener un ataque de pánico. Estos fármacos pueden generar dependencia si se los toma durante un período prolongado o en dosis elevadas.

Los antidepresivos tricíclicos resultan eficaces para tratar la ansiedad, pero pueden provocar efectos secundarios importantes, por ejemplo, los siguientes:

  • visión borrosa
  • estreñimiento
  • retención urinaria
  • reducción repentina de la presión arterial al ponerse de pie

Tome estos medicamentos exactamente como lo indique el médico. No cambie la dosis ni los suspenda sin antes consultar al médico.

Encontrar el medicamento adecuado puede llevar tiempo, pero contará con la ayuda del médico.

Si tiene algún efecto secundario, recuerde informárselo al profesional, quien realizará los ajustes necesarios. Suspender estos medicamentos repentinamente puede provocar otros riesgos de salud. Consulte siempre al médico antes de hacer cambios en el tratamiento.

Terapia alternativa

Mayo Clinic informa que mediante determinados estudios menores que se realizaron durante 10 años se ha demostrado que el suplemento oral denominado inositol podría reducir la frecuencia y la intensidad de los ataques (Mayo, 2012). Sin embargo, es necesario realizar más estudios para corroborar este hallazgo. Consulte al médico antes de probar este u otro tratamiento alternativo.


Contenido proveído por:

Escrito por (en Inglés): Mary Rudy and Andrea Barilla
Revisado médicamente (en Inglés) : George Krucik, MD

Esta función es sólo para fines informativos y no debe ser usado para reemplazar el cuidado y la información recibida por su proveedor de atención médica. Por favor, consulte a un profesional con respecto a algún problema de salud que pueda tener.
health
TOOLS
Symptom Search
Enter your symptoms in our Symptom Checker to find out possible causes of your symptoms. Go.
Drug Interaction Checker
Enter any list of prescription drugs and see how they interact with each other and with other substances. Go.
Pill Identifier
Enter its color and shape information, and this tool helps you identify it. Go.
Drugs A-Z
Find information on drug interactions, side effects, and more. Go.
Publicidad

 

 

Ofertas Y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad